FANDOM


Dark Eldar chibi Maestitia Relictus fanart El Arconte Marquesade, mascota de los Drukhari, os ha invitado a leer su magnífica biblioteca sobre los secretos de Commorragh. Pero si hacéis el más mínimo ruido, vuestro dolor no tendrá final...

Sigue leyendo, tu alma ya es nuestra


Eldar oscuro brujas en combate

Brujas en combate

"Vienen a por vuestras almas. Lo he visto. Vienen a alimentarse de vuestras almas..."
Delle Blackwinter, Psíquico Primaris


Dirigidas por sus Súcubos, las Brujas o Hekatarii (Wyches en inglés) dedican toda su vida a perfeccionar sus habilidades como gladiadoras. Pocas sobreviven al primer combate, pero las que lo hacen aprenden rápidamente. Un Arconte de los Eldars Oscuros con los suficientes recursos puede contratar a estas guerreras para que le acompañen a la batalla, prometiéndoles grandes recompensas para aquellas cuya forma de combatir le agrade más.

Al igual que los Eldars Oscuros, las Brujas se deleitan con el dolor y el sufrimiento de los demás. Sus habilidades marciales se afilan en las arenas de Commorragh y se desatan sobre los habitantes del espacio real en aterradores ataques piratas.

Tenaces y crueles, las Brujas suelen dejar vivos a sus adversarios vencidos de forma que puedan saborear los gritos de su tormento durante días.

DescripciónEditar

Asesinas sin parEditar

Los Cultos de Brujas de Commorragh sólo son superados en prestigio por las Kábalas que los patrocinan. Los Eldars Oscuros disfrutan provocando masacres de una precisión quirúrgica, y las Brujas han demostrado un talento natural para ello. Gladiadoras y atletas sin igual, las Brujas son cosideradas verdaderas artistas del combate cuerpo a cuerpo. La mayoría de las Hekatarii (tal como las Brujas se llaman a sí mismas) son mujeres, pues ellas parecen tener más facilidad para alcanzar el nivel requerido de equilibrio y reflejos. Los Brujos varones son valorados sobre todo por su fuerza bruta, pero raramente alcanzan un rango elevado dentro de los Cultos de Brujas. Los débiles pronto adelgazan las filas de un Culto y sus muertes sirven como entrenamiento para las combatientes más valiosas.

Los Eldars Oscuros se revigorizan cuando aniquilan a sus oponentes cuerpo a cuerpo, porque el dolor que causan al clavar una espada les proporciona un festín de energía que alimenta sus almas marchitas. Esta tendencia se ve especialmente magnificada por las Brujas, cuyos cuchillos curvos se estremecen como lenguas de serpiente ante la proximidad de cualquier herida abierta. Este arma es un símbolo de los Cultos de Brujas: cada cuchillo es forjado a mano por un experto artesano, y se guarda en una funda especial que lo afila mediante un pequeño campo de energía cada vez que se envaina, de modo que su hoja está perfectamente acerada. Las Brujas suelen recibir cuchillos de un peso y forma únicos para su Culto, y tan sutiles especificaciones de curvatura y resonancia sirven como un tipo de firma. Conocidas en las arenas como las Hojas Hekatarii, cada una es un símbolo del vínculo de su portador con su Culto y cada Bruja es capaz de matar grandes cantidades de enemigos armada solo con la más pura de estas armas.

Aunque las Brujas se ven conducidas a lograr la perfección en el combate, es raro que estas se adhieran a un único estilo de lucha durante más de una década o dos antes de adoptar un nuevo método de asesinato. Los Drukhari tienen hambre constantemente de nuevas experiencias para excitar sus sentidos, y dominar formas de combate cada vez más extremas impide que las Brujas se habitúen a las atrocidades que infligen. Los numerosos estilos de lucha de los Cultos de Brujas tienen en común el hecho de estar basados siempre en la astucia y el engaño. Utilizan un abanico de extrañas armas capaces de azotar, extenderse, retraerse, dividirse en varias partes, o romper el arma del enemigo con un mero giro de muñeca. Muchas Brujas se especializan de forma activa en utilizar dichas variantes de armamento. Entre ellas están las Lacerai, que utilizan flagelos encadenados capaces de dividirse en varias secciones y atacar como si fueran látigos; o las Hydrae, que emplean brazales cristalinos de origen extraplanar que hacen brotar constantemente por toda su superficie una mortífera profusión de afiladas cuchillas; o las Yraqnae, que utilizan redes electrificadas y armas extensibles de doble filo llamadas empaladores, para asegurarse de que sus presas no escapen con vida.

A pesar de su predilección por las ejecuciones cuerpo a cuerpo, la mayoría de las Brujas llevan pistolas cristalinas y granadas de plasma cuando se embarcan en una incursión en el espacio real. De esta forma, pueden atravesar rápidamente a las tropas de línea que el enemigo coloca ante ellas antes de acortar distancias con oponentes más deseables, como caudillos militares o monstruosidades imponentes. Demostrar la habilidad propia contra tales enemigos es el deseo de todas las Brujas, y pelearán entre ellas para asestar el golpe mortal.

Todas las Brujas se toman muy en serio su apariencia física, y consideran que cada batalla es una nueva oportunidad para exhibir su arte. Por eso se lanzan al combate vestidas con la misma elegancia que si estuviesen acudiendo a una cita con un amante. Con independencia de a qué Culto pertenezcan, todas visten ajustados y elegantes trajes de combate, que por uno de sus lados parecen las típicas armaduras con púas de los gladiadores, mientras que por el otro dejan al aire una buena cantidad de piel desnuda, como la Bruja quisiese demostrar su pericia desafiando a la misma muerte. Además de crear una estética impactante, esto le brinda al usuario una gran capacidad de maniobra, lo que le permite superar fácilmente a los enemigos que usen armaduras más pesadas.

HekatricesEditar

Cada escuadra de Brujas está liderada por una Hekatriz, la cual está subordinada a la Súcubo del Culto. La rivalidad entre estas Hekatrices es feroz, ya que cada una se esfuerza por eclipsar a sus iguales con asesinatos cada vez más inventivos y castigan despiadadamente a las Brujas que lideran ante las más mínimas imperfecciones en su arte mortal. En ocasiones, varias Hekatrices se juntarán en una camarilla malévola. Llamándose a sí mismas Esposas de la Sangre, estas se ungen con la sangre del enemigo en un oscuro testimonio de su propia destreza.

Syrenas Editar

Cada comando de un Culto de Brujas está liderado por una Syrena, una asesina cuyas espadas han derramado sangre en una docena de mundos.

Debutante Editar

Los Debutantes son nuevas reclutas de un Culto de Brujas que buscan dejar su marca mediante demostraciones de violencia práctica.

EquipoEditar

ArmamentoEditar

Las escuadras de Brujas se componen de entre 5 y 15 guerreras, una de las cuales puede ser una Hekatriz. Normalmente, cada una va armada con una armadura de Bruja, una cuchilla, una pistola cristalina, granadas de plasma (opcionalmente, también de disrupción) y drogas de combate. Una de cada cinco puede sustituir su pistola y cuchilla por un flagelo encadenado, brazales hidra o una filored y un empalador. Cada escuadra puede escoger desplazarse en un Incursor o un Ponzoña.

La Hekatriz puede cambiar su pistola cristalina por una pistola bláster, equiparse con un lanzagranadas fantasma, y sustituir su cuchilla por una espada venenosa, un arma de energía o un agonizador.

Las Brujas suelen llevar las armas rituales de la arena con ellas en sus asaltos al espacio real. Estas armas son armas cuerpo a cuerpo que ocupan ambas manos y que no se combinan con ninguna otra arma.

Drogas de combate Editar

Las Brujas usan una gran variedad de psicofármacos destilados para aumentar todavía más su agilidad coreográfica en combate. Dependiendo de qué cóctel esté intoxicando sus venas, un Bruja puede mostrar repentinas ráfagas de fuerza o convertirse en casi insensibles al dolor. Mejoradas, una gladiadora de los Cultos puede llevar a cabo todo tipo de volteretas, giros y piruetas para alejarse del peligro, apuñalando a través de viseras y articulaciones del cuello, rajando una garganta por aquí o atravesando un corazón por allá. Fluyen alrededor de los golpes de sus oponentes como el agua, sus expresiones de distante desdén se funden con sonrisas salvajes mientras se alimentan de cada nuevo grito de dolor. Incluso cuando un escuadrón enemigo intenta huir de la carnicería provocada por las Brujas, sus rutas se verán casi siempre bloqueadas en todo momento y serán incapaces de escapar de su propia masacre.

MiniaturasEditar

  • 5ª Edición.
  • 3ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Eldars Oscuros (Ediciones 3ª, 5ª y 7ª).
  • Suplemento. Drukhari (8ª Edición).
  • Shadow War: Armageddon. Kill Team.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.