FANDOM


Simbolo Adeptus Ministorum

Simbolo de la Eclesiarquía

Benedin IV fue el Eclesiarca que ordenó el traslado de la sede del Adeptus Ministorum al planeta Ophelia VII a principios del M35.

HistoriaEditar

Benedin IV fue elegido en un momento de crisis para la Eclesiarquía. Desde finales del M34 hasta los inicios del M35, el Adeptus Administratum venía ejerciendo influencia sobre el Ministorum con la intención de restablecer su poder como la fuerza dominante y aglutinante del Imperio.

Nombrando a seguidores leales para los puestos de importancia, el Administratum consiguió que se eligiera a una desastrosa serie de Eclesiarcas débiles e incompetentes. De esta forma, aunque para la mayor parte de la población la Eclesiarquía seguía siendo tan poderosa y omnipresente como siempre, entre bastidores era el Administratum quien dictaba la agenda del Santo Sínodo.

Finalmente, en un intento de escapar de las garras del Alto Señor del Administratum, el Eclesiarca Benedin IV trasladó el Santo Sínodo y los escalafones superiores del Adeptus Ministorum al planeta Ophelia VII, en el Segmentum Tempestus. Este había sido la diócesis de Benedin como Cardenal, y posiblemente era el planeta más rico después de Terra y Marte.

Los Palacios de la Eclesiarquía en Ophelia llegaron a cubrir 20.000 km² y a elevarse más de 4000 m hacia el cielo, siendo solo superados por el Palacio Imperial de Terra.

Separada de los designios del Administratum por la gran distancia que los separaba, el poder de la Eclesiarquía volvió a crecer. Los diezmos aumentaron con fuerza, los Cardenales compitieron por erigir los monumentos más espléndidos y ostentosos, y las purgas de los llamados "cultos herejes", cada vez más frecuentes, fueron confiadas a las nuevas Fratrías Templarias, fuerzas armadas y flotas que obedecían directamente a la Eclesiarquía.

FuentesEditar

  • Codex: Hermanas de Batalla (2ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.