FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Dark Eldar chibi Maestitia Relictus fanart El Arconte Marquesade, mascota de los Drukhari, os ha invitado a leer su magnífica biblioteca sobre los secretos de Commorragh. Pero si hacéis el más mínimo ruido, vuestro dolor no tendrá final...

Sigue leyendo, tu alma ya es nuestra

Belasia es un planeta que estuvo una vez bajo dominio imperial, pero que después de una violenta guerra civil se encontró asediado por los Eldars Oscuros y los Marines Espaciales del Caos.

HistoriaEditar

Belasia fue una vez un mundo estable del Imperio, un modesto exportador de carbón y metales no ferrosos que mantenía un estándar de vida razonable para su amplia población obrera. Estaba dotado de ciudades con sectores altamente poblados y carreteras eficientes se extendían a lo largo de sus planicies. Nunca fue una metrópoli como los densos mundos colmena del Imperio, ni tampoco un próspero puesto comercial, pero sus gobernantes habían sido efectivos, manteniendo la austeridad, el orden y la prudencia económica junto con el trabajo honesto para la gloria del Emperador.

Sin embargo, la estabilidad llegó a su fin cuando se descubrieron yacimientos ricos en minerales, lo cual inició una sangrienta guerra civil dominada por intereses. Los más ricos usaron a los más pobres, mientras estos luchaban entre ellos por las migajas. Las FDP actuaron rápido y declararon sus intenciones de acaparar las minas y la riqueza de estas, por lo que movilizaron a sus regimientos de los "Cuellos Rojos" para protegerlas. Como consecuencia, la administración imperial reclutó su propia fuerza de combate y transformó los modestos sectores de producción primaria en una industria de guerra. El conflicto acabó con el treinta por ciento de los hombres adultos en Belasia a lo largo de una década. Cuando el número de jóvenes disminuyó, ambas facciones comenzaron a reclutar niños soldado para continuar sus campañas.

Rebeldes, saqueadores y activistas contribuyeron a la degeneración de la sociedad hacia los niveles más bajos. Toda la infraestructura de Belasia comenzó a derrumbarse mientras su gente descendía hacia la violencia y la locura. No pasó mucho tiempo antes de que los niños soldado salieran a las calles, nombrándose gobernantes a sí mismos mientras amenazaban a todos con sus armas láser, y nadie discutió con ellos.

Debido a la poca importancia que tenia Belasia en su sistema estelar, su guerra civil pasó desapercibida durante más de diecisiete años, pues ni las FDP ni el gobierno local pidieron ayuda a la Sagrada Terra debido a que nadie quería compartir el botín de la victoria. En el año 855.M41, ciudades enteras fueron tomadas por jefes militares y sus pandillas. Los Cuellos Rojos de las FDP se volvieron meros grupos de niños fuertemente armados que luchaban por comida y munición. Fue entonces cuando los Eldars Oscuros atacaron.

A pesar de que los invasores atacaron en pequeños números, los habitantes y pandillas de Belasia fueron incapaces de repelerlos. Los Cuellos Rojos, acostumbrados a aprovecharse de civiles desarmados, huyeron ante el avance de los Eldars Oscuros. En los días siguientes, los canales de vox militares difundían historias de los asaltantes alienígenas y asesinatos en masa. La población se escondía en refugios públicos o huía de las ciudades.

En los años siguientes, los Eldars Oscuros trataron a la población de Belasia como ganado. Cosechaban esclavos de los lugares donde se reunían, nunca tomando más de lo que la población podía reponer. Se consentían a sí mismos en orgías de terror y sangre para mantener a los humanos fragmentados y temerosos, pero nunca empujaban a sus poblaciones a la extinción. Estos esclavos eran vendidos a otras Kábalascultos del Caos o incluso bandas de Marines Espaciales del Caos.

FuentesEditar

  • Blood Gorgons, por Henry Zou.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.