FANDOM


Compañia de la muerte

Compañía de la Muerte cargando contra el enemigo

La Batalla del Ojo del Omnissiah tuvo lugar en 841.M41.

HistoriaEditar

En el mundo helado conocido como el Ojo del Omnissiah, la Estación Explorator Lambda-Binaris es atacada por fuerzas desconocidas. La Fuerza de Asalto Castigon de los Ángeles Sangrientos responde a la angustiosa llamada de la estación, llegando al planeta enterrado en el hielo al mismo tiempo que un transporte de carga enviado por la Casa de Caballeros Krast. El Capitán Castigon y el Barón Bartolf de la Casa Krast hacen causa común, y ambos guerreros establecen rápidamente un vínculo de respeto mutuo.

Combinando sus fuerzas, Castigon y Bartolf lanzar un despliegue de combate pesado en los extremos norte y sur de la enorme estación Explorator. Los destacamentos de la Casa de Caballeros Krast realizan un descenso planetario entre la dispersa caída de las cápsulas de desembarco mientras las cañoneras Stormraven combaten sobre ellos. Las dos fuerzas comienzan a barrer a través del complejo desde extremos opuestos, peinando sus calles colmadas de nieve y sus edificios semiderruídos en busca de signos de vida. Sin embargo, a los pocos minutos del comienzo de la operación, ambas fuerzas reciben un potente ataque de fuerzas emboscadas de los marines traidores de los Amos de la Noche.

Una rápida batalla estalla a través del congelado complejo, con los Caballeros soportando con dificultad la potencia de fuego de los traidores, con sus armas de fuego rugiendo; mientras los Ángeles Sangrientos lanzan un asalto hacia adelante entre sus patas. La trampa de los Amos de la Noche comienza a desmoronarse cuando los traidores se dan cuenta de que han capturado a una presa más peligrosa de lo que esperaban. Abandonando su asalto, los Amos de la Noche intentan retirarse del combate, haciendo estallar cargas explosivas repartidas por todo el complejo en un intento de cubrir su huida. Sin embargo, el capitán Castigon dirige a sus escuadras de asalto y de la Compañía de la Muerte en un frenético ataque sobre las fuerzas del Caos en retirada. Este asalto enloquecido consigue frenar en seco al enemigo el tiempo suficiente como para que los refuerzos les alzancen. Atrapados entre los Ángeles Sangrientos y sus imponentes aliados, la fuerza del Caos es exterminada hasta el último guerrero.

FuentesEditar

  • Codex Ángeles Sangrientos (7ª Edición)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.