FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Una visión de futuro particularmente tétrica y ominosa por parte de los Prognosticadores en el año 800.M41 resulta en una fuerza de choque de los Caballeros Grises siendo enviada a un punto del espacio en el que no se conoce la existencia de ningún cuerpo celeste. Al llegar allí, la fuerza de choque se encuentra con la inmensa carcasa del Mundo Astronave de Malan'tai, calcinada por el bioácido. Aunque sus pobladores han sido virtualmente erradicados por los Tiránidos, Malan'tai no está tan deshabitado como podría parecer a primera vista. El Guardián de Secretos N'Kari y los de su estirpe acechan en sus derruidos salones, buscando los escondrijos secretos de Joyas Espirituales para consumirlas. Con cada nueva y deliciosa alma que devora, el Gran Demonio se hace todavía más temible. Cuando los Caballeros Grises finalmente llegan, el poder de N'kari ya se ha multiplicado por diez, y eso que la bestia solo ha tenido oportunidad de deleitarse con una fracción del botín de Joyas Espirituales que quedan en el Mundo Astronave. Normalmente, un enemigo como ese estaría más allá del alcance incluso de los Caballeros Grises, pero los Prognosticadores no se han limitado a indicar la localización de esta nueva amenaza, sino que también han ofrecido al Hermano Capitán Pelenas todos los Purificadores que quiera llevar consigo.

Los Caballeros Grises lanzan su asalto sobre el asolado Malan'tai con los Purificadores liderando la carga, una oleada de llamas azuladas precediendo su avance. El fuego purificador ruge y crepita por doquier como un fantasma hambriento, consumiendo a todos los Demonios que se cruzan en su camino, dispersando a los que sobreviven y dejándolos como presas propicias para los Caballeros Grises que vienen detrás. N'kari acaba por ser acorralado en la arruinada Cúpula de los Videntes de Cristal. El Demonio combate con la furia de un enajenado, y en pocos momentos su lanza se ha llevado por delante las vidas de una docena de Purificadores, ha derribado al propio Pelenas y se dispone a darle muerte. Sin embargo, antes de que el Demonio pueda descargar su golpe de gracia sobre el Capitán caído, el Justicar Anval Thawn se coloca en la trayectoria de la lanza y es ensartado en lugar de su Capitán. Con el arma de N'kari atrapada momentáneamente en el cuerpo de Thawn, los Purificadores que aún quedan en pie tienen el tiempo que necesitaban para completar el Ritual de las Doce Espadas Ensangrentadas, que drena a N'kari de toda la energía acumulada que ha ido robando, y lo deja vulnerable para recibir un golpe mortal por parte de Pelenas.

Tras la batalla, el grueso de la fuerzas de choque vuelve a Titán llevándose los cuerpos de los caídos. Un grupo de Purificadores se queda a bordo del Mundo Astronave, montando guardia hasta que se establezca contacto con otro Mundo Astronave Eldar y se pueda dar comienzo al proceso de intentar recuperar las joyas espirituales que aún quedan entre las ruinas.

FuentesEditar

  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.