FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Genestealer 2

Robagenes, mascota del Gran Devorador, patrocina este espacio hasta que la Mente Enjambre lo convierta en biomasa. Pulsa sobre él y te mostrará la terrible gloria biológica de los Tiránidos.

El Enjambre también se alimenta de tus visitas...


Guerrero Tiranido Kraken

Tiránidos de la Flota Enjambre Kraken

La Batalla de Mortrex fue un conflicto entre la Guardia Imperial y la Flota Enjambre Tiránida Kraken por el control del mundo fortaleza Mortrex.

HistoriaEditar

El mundo fortaleza Mortrex del Segmentum Ultima era uno de los mundos mejor defendidos por el Imperio de la Humanidad. Tenía fortalezas en cada pico de cada montaña y estaba infestado de búnkeres de la clase Proteus a lo largo y ancho de su superficie.

Durante 5 días y 5 noches las fortalezas y búnkeres repelieron los ataques tiránidos de la Flota Enjambre Kraken. Al sexto día, los defensores se encontraron ante una criatura tiránida nunca vista antes: tenía alas como de murciélago, pero era del tamaño de un guerrero tiránido. La criatura sobrevoló las fortalezas y con el aguijón en que se remataba su cola picó a los defensores que se pusieron a su alcance. La punta de la cola constaba de un tubo, similar al colmillo de una víbora, pero en vez de aplicar veneno a sus víctimas inyectaba devoradores parásitos del tamaño del dedo de un humano. Aunque algunos parásitos se quedaban horas "dormidos" en el huésped, otros maduraban instantáneamente en devoradores adultos y se comían al anfitrión desde dentro. Una vez devorada la víctima, el enjambre de devoradores saltaba a por sus víctimas en medio de una explosión de carne y hueso.

Parasito tiranido

Parásito de Mortrex

Los supervivientes del ataque que pudieron llegar a la fortaleza, contaron a sus superiores lo que sabían sobre la criatura que implantaba esos "seres vivos", a la que llamaron Parásito de Mortrex. Les quedó claro que enfrentarse a esta criatura era una invitación segura a la muerte. Las fuerzas imperiales fueron atacadas varias veces más por el Parásito, y cada víctima aumentaba significativamente la marea de enjambres de devoradores. Después de eso, solo salían de la fortaleza las unidades acorazadas. Pero dichas unidades no podían estar seguras de ser invulnerables a los devoradores y su monstruoso creador. Los pequeños tiránidos, con sus mandíbulas duras como diamantes, roían el vehículo generando brechas, que aprovechaban para entrar y matar a la tripulación.

Dos semanas después, el mundo de Mortrex fue arrasado por una marea gigantesca de devoradores. Solo pudo enviarse una transmisión desde el planeta antes de su caída definitiva, en la que se dio el aviso de la existencia de este Parásito al Imperio. Aunque después de este incidente no se haya avistado más al Parásito de Mortrex, solo las historias que se cuentan sobre ellos hielan la sangre y aterrorizan al Imperio.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum ingles y Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Tiránidos (Ediciones 5ª y 6ª).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.