FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Poster-Fallen-Angels

Ángeles Oscuros durante la Herejía de Horus

La Batalla de Diamat fue un enfrentamiento menor ocurrido durante la Herejía de Horus.

HistoriaEditar

Cuando la noticia de la Batalla de Istvaan III llegó a los Ángeles Oscuros, la mayor parte de la Legión se encontraba trabada lejos de Terra luchando contra la Liga Gordiana, un plan que Horus había maquinado deliberadamente. Como resultado, Lion El'Jonson solamente pudo liberar y dirigir una pequeña fuerza de dieciséis naves contra el Señor de la Guerra, decidiendo además dirigirse en primer lugar hacia el mundo forja de Diamat para impedir a las fuerzas Traidoras apoderarse de las poderosas máquinas de asedio que alli se fabricaban.

Cuando la flota de los Ángeles Oscuros llegó a las proximidades de Diamat se enfrentó a una gran flota de naves de guerra de segunda categoría del Ejército Imperial traidor lideradas por varios Grandes Cruceros. Horus ya había desplegado sus propias tropas en el mundo forja para asegurar la maquinaria bélica. Tras una tensa batalla espacial, la reducida flota de los Ángeles Oscuros se impuso sufriendo bajas mínimas gracias a las habilidades tácticas de su Primarca.

Entonces aterrizaron en la principal ciudad forja del planeta, barriendo la poca resistencia que les salía al paso hasta que los Traidores pudieron organizar un contraataque, esta vez con los Mrines de los Hijos de Horus al frente, los cuales se habían aliado con el traidor Tecnosacerdote Archoi, regente del planeta, y sus Skitarii. Parecía que los Traidores derrotarían a los Ángeles Oscuros sin dificultad pero el León cambió las tornas de la batalla al destruir las forjas primarias del planeta mientras eran invadidas y logrando aniquilar a los traidores y negando a Horus la temible maquinaria de un plumazo.

Tras la batalla, los Guerreros de Hierro liderados por Perturabo llegaron a Diamat de camino a Istvaan V para participar en la Masacre del Desembarco. Habiendo jurado lealtad en secreto a Horus, Perturabo mintió y presentó una fachada de lealtad ante el León. Este, viendo que las máquinas de asedio serían más útiles en manos de los Guerreros de Hierro, se las entregó inconscientemente a las fuerzas Traidoras.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Ángeles Caídos, de Mike Lee.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.