FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


EN CONSTRUCCIÓN. --Primer Capitán Seperinus (discusión) 18:30 5 may 2016 (UTC)

"…++CORPUS FINIS+MACHINA MAGNUS+ SANCTUS METALLUM+POTESTAS OMNISSIAH, OMNISSIAH VULT+MUERTE A LOS ENEMIGOS DEL DIÓS MÁQUINA++ CORPUS FIN…"
Transmisión en bucle, arrollando la señal de todos los canales. La Aniquilación de la Casa Caloclast, Colmena Tarsus


El Auxilia Myrmidon es una suborganización de las legiones de Skitarii del Adeptus Mechanicus la cual está formada por tecnosacerdotes de élite, comunmente conocidos como Ingenieros de Asedio o Sabios de Guerra.

DescripciónEditar

En el interior del Sector Calixis, el indiscutible núcleo de poder del Auxilia Myrmidon se encuentra en el sistema de Los Tornos, en su vasta red de ciudades forja y en particular, en la estación orbital Panopticón, un arsenal densamente fortificado del tamaño de una ciudad. Desde este enclave tecnológico se envía en pequeños grupos a los pocos Myrmidones existentes para supervisar las defensas de los dominios del Adeptus Mechanicus en la zona. Los Myrmidones, a pesar de actuar de forma totalmente independiente, están estrechamente unidos al Archimago de Los Tornos, el cual es el garante de su dominio.

Esta secta del Adeptus Mechanicus se creó para estudiar el arte de la destrucción y ponen en ello su empeño con el mismo fervor ardiente que sus hermanos tecnosacerdotes aplican en la creación de poderosa maquinaria o en la recuperación de arqueotecnología perdida.

La leyenda cuenta que la secta llegó al sector durante los primeros compases de la Cruzada de Angevin (322-384.M39) siguiendo sus propios objetivos, y desde entonces se han mantenido allí para defender las posesiones del Culto Mechanicus. Los Myrmidones son asesinos expertos, maestros armeros y destructores. A instancias del Archimagos gobernante de los mundos forja de Los Tornos, pueden ser enviados como protectores de Explorador (Mechanicum)es del Mechanicus en sus investigaciones a los sectores más peligrosos de espacio para recuperar las más peligrosas muestras xenos, mientras que otros reciben la tarea de dar caza a renegados del Adeptus Mechanicus acusados de las más viles tecnoherejías y acabar con ellos con dureza y daño extremo.

RangosEditar

Los Tecnosacerdotes que se entregan a la batalla suelen ser introducidos en una de las sectas militantes del Mechanicus a medida que su conocimiento y habilidad aumentan con el tiempo, bien a petición propia o a voluntad de sus distantes amos Archimagos.

El primer puesto del Auxilia Myrmidon es el de Secutor, que sirve probablemente como soldado raso, y que también es el primer rango de Adeptus Minoris en la Divisio Mandati. Se cree que la antigua designación de Secutor procede, como gran parte de la organización y las sectas del Auxilia, de las fuerzas armadas del Mechanicum de Marte de la distante antigüedad pre-imperial de la Era de los Conflictos. Es un hecho que solo agranda su misterio y les hace ser objeto de cierta preocupación por parte de aquellos miembros de las organizaciones imperiales que entienden lo que esto implica. Ciertamente esta conclusión está respaldada por las antiguas y terroríficas armas sacadas del lejano pasado que se sabe que en ocasiones emplean.

Otros miembros de la secta, conocidos simplemente como Myrmidones operan desde sus vehículos como conductores, y también sirven en el Ordo Reductor. El líder de un pelotón de Secutores o Myrmidones es un Centurius. Un Tribuno (el equivalente a Teniente en las fuerzas armadas imperiales estándar) dirige una centuria; un Magnus (también llamado Capitán, y quizá un Adeptus Majoris) manda sobre una cohorte, un Coronel-Sacerdote tiene el control de un batallón y un Magos Comandante está al frente de toda una Legión del Auxilia Myrmidon.


SecutoresEditar

Algunos Tecnosacerdotes del Auxilia Myrmidón se sienten atraídos por el camino del Secutor a causa de la fascinación por los desafíos únicos e intelectuales que la guerra puede llegar a ofrecer, mientras que otros se sienten fascinados por la complejidad y la belleza de la creación y la destrucción o por el sagrado arte de la forja de Armas. Otros simplemente ven este camino como un medio para un fin, ya sea para la protección del Culto a la Máquina, la promoción de sus propias investigaciones o por algún otro objetivo oculto.

Independientemente de la razón de su vocación, un tecnosacerdote experto en artes destructivas tales como el Secutor es un aliado inestimable para un inquisidor, y lo convierte en un Acólito singularmente letal. El único inconveniente de esta asociación es que la Inquisición nunca podrá estar totalmente segura de donde reposa realmente la lealtad de un Secutor o lo antiguos y oscuros que pueden llegar a ser los secretos que poseen.

FuentesEditar

  • Dark Heresy: Manual del Inquisidor (RPG), pp. 68-70
  • Dark Heresy: The Lathe Worlds (RPG), pg. 23
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.