FANDOM


Dark Eldar chibi Maestitia Relictus fanart El Arconte Marquesade, mascota de los Drukhari, os ha invitado a leer su magnífica biblioteca sobre los secretos de Commorragh. Pero si hacéis el más mínimo ruido, vuestro dolor no tendrá final...

Sigue leyendo, tu alma ya es nuestra

Talos Wikihamer 40K

Artefacto del Dolor Talos.

Construido por los dementes Hemónculos, el Artefacto del Dolor Talos (Talos Pain Engine en inglés) es un aparato de tortura mitad orgánico, mitad mecánico, que flota por el campo de batalla gracias a sus motores gravíticos, golpeando a sus enemigos y atrapándoles en un abrazo mortal. Los espasmos de muerte de sus víctimas propulsan al Talos hacia el enemigo, mientras su aguijón dispara ráfagas de muerte en todas direcciones, y sus múltiples brazos parten armaduras y huesos con golpes demoledores.

DescripciónEditar

Los Artefactos del Dolor, de los cuales Talos es el más común, son considerados el cenit del arte de los Hemónculos. Estas creaciones de genios locos son parte orgánicas y parte mecánicas, y atiborradas de aparatos quirúrgicos y armas de terrible aspecto. Aunque su construcción y su aspecto pueda variar de uno a otro, cada Talos está perfectamente equipado para castigar terriblemente a cualquiera que se haya ganado la ira de su maestro. Desde las tintineantes Necrocadenas que utilizan los Profetas de la Carne hasta los Confesores de piernas en forma de taladro que vigilan La Espiral Eterna, todos los Artefactos del Dolor Talos son terrores que superan con mucho la altura y la fuerza de sus creadores. Estos constructos semi-pensantes se desplazan con una amenazadora lentitud hacia sus presas, sus motores antigravíticos gimiendo como contrapunto al intermitente chasquido de sus armas de filo al entrechocarse.

Talos 3 Wikihammer 40K

El Talos puede cumplir varios papeles distintos en las mazmorras de los Hemónculos, pues es tanto un guardia de vigilancia como una cámara de tortura móvil, capaz de infligir todo tipo de agonías a las víctimas que caen en sus metálicas garras. El talos es muy valioso para los Hemónculos, no sólo como escudo (pues su coraza de duro metal es casi invulnerable al fuego enemigo), sino también como herramienta, ya que permite al Hemónculo castigar a los lentos y a los imprudentes sin tener ni siquiera que alzar uno de sus retorcidos dedos. Los afilados antebrazos de un Talos pueden cortar incluso el cuerpo de un Ogrete, reduciéndolo a trozos sanguinolentos. Las jeringuillas del Talos (conectadas por tubos a una serie de depósitos alojados en su tórax), pueden inyectar a una víctima con fluidos químicos que la reduzcan a una pila semisólida de materia orgánica. Pero las armas más temidas del Artefacto del Dolor son los manipuladores y las garras, afiladas como escalpelos, que tiene ubicadas bajo su caparazón segmentado. Cuando el Talos agarra a un enemigo, lo mantiene fuertemente preso con un par de brazos metálicos, y empieza a "desmontarlo" de manera rápida y eficiente usando el resto de sus extremidades. Sus motores ronronean a plena potencia, sus taladros chirrían y el resto de sus afiladísimos utensilios quirúrgicos se mueven a toda velocidad, desollando a su víctima capa a capa y consumiendo todos sus nutrientes hasta que lo único que queda son unas gotas de sangre en el suelo.

En la batalla, este espantoso proceso resulta inmensamente placentero a los ojos del Hemónculo que controla al Artefacto del Dolor, pues no sólo lo considera un espectáculo visual delicioso, sino que además sirve para que el Talos se recargue con más energía motriz. Tras consumir a la victima, el Talos cruje y tiembla, como si se estremeciera de gusto, y parece moverse con renovado vigor, causando aún más estragos entre las filas enemigas, hasta que encuentra a una nueva víctima que devorar y el proceso se inicia de nuevo. No obstante, la muerte no es ni mucho menos el final para los enemigos consumidos por el Talos: tras regresar a las mazmorras de su cónclave, la bestia expulsará fuera de su carcasa metálica los restos de sus víctimas, que serán destilados para crear nuevas pociones, elixires y fluidos.

Recolectores de carneEditar

Cuando los Hemónculos envían sus artefactos Talos para acompañarles en una incursión en el espacio real, estos ordenan a sus monstruosos sirvientes la tarea de recolectar muestras específicas para sus amos. Normalmente, esto implica devorar ciertos tipos de criaturas de entre la población de un planeta o absorber a un individuo específico, como un gobernador planetario. Sin embargo, a veces las intenciones de los Hemónculos son mucho más específicas. Cuando atacaban en el espacio T'au, el Talos conocido como Dador de Médula fue instruido para consumir solamente a los Guerreros del Fuego que habían sido testigos del sacrificio de su Equipo de Choque delante de ellos. Si no se completa esa tarea, o peor aún, se desvía de las instrucciones, el Talos es inevitablemente desmantelado y descartado. Para los ojos ajenos, tal rigor puede parecer un desperdicio, pero los Hemónculos requieren una precisión absoluta en su oficio. Los diferentes tipos de material cosechado poseen diferentes propiedades, cada una de las cuales tiene un propósito único. La musculatura y el tejido nervioso se combinan de maneras inimaginables por la naturaleza, y las emociones absorbidas por la carne en el momento de la muerte de una criatura, se extraen, mejoran y se convierten en armas. Contaminar ese trabajo con impurezas, carne de las especies equivocadas o sangre impregnada con la emoción equivocada, sería estropear el trabajo del Hemónculo, por el cual pueden haber estado esclavizados durante décadas, y negarían una nueva creación morbosa a toda la galaxia. Además, los Hemónculos a menudo desean reconstituir los restos espesos de las víctimas del Talos e inculcarles vida para que puedan ser interrogados en las mazmorras. Más de un general ha muerto solo para terminar en las cámaras de tortura debajo de la Ciudad Siniestra, desangrando secretos a los Hemónculos en un vano intento por terminar con su tormento.

Armamento Editar

El Artefacto del Dolor Talos (que puede actuar en solitario o en grupos de hasta tres) suele ir equipado con un caparazón blindado, dos grandes hojas monomoleculares y un cañón cristalino acoplado a la cola. Una de las cuchillas puede ser sustituida por un rifle licuador acoplado, una inyección de icor o flagelos de espinas, y el arma de la cola puede ser cambiada por un aguijón camuflado, un bláster de disrupción acoplado o una lanza incandescente acoplada.

MiniaturasEditar

  • 5ª Edición.
  • 3ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Eldars Oscuros (Ediciones 3ª, 5ª y 7ª).
  • Suplemento: Drukhari (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.