FANDOM


Necron sin fondo

Gygabi'tha, cronista de las Dinastías, ha despertado tras eones de sueño para rescatar sus arcanos archivos. Pulsa sobre ella y te guiará por la laberíntica historia de los Necrones.

Tus visitas honran a la Triarca

Arca Fantasma

El Arca Fantasma (Ghost Ark en inglés) es uno de los principales transportes gravíticos de los Necrones.

DescripciónEditar

Las Arcas Fantasma han existido desde los primeros días de los Necrontyr. Entonces eran unos simples carros de madera tirados por bestias de carga, en los que las familias de los muertos transportaban los cadáveres desde sus hogares hasta su lugar de enterramiento. Miles de años después, en la época de la Biotransferencia, las Arcas Fantasma, ahora motorizadas, adquirieron otras connotaciones más oscuras. Guiadas por soldados de aspecto adusto, inundaron las calles de las grandes ciudades. Ya no se ocupaban de los muertos, sino de los vivos, y eran el medio por el que los ciudadanos reacios se convertían en máquinas.

Aunque los líderes de los Necrontyr habían prometido su alianza a los C’tan, pocos entre la gente común deseaban el cambio que estaba frente a ellos. Así que las Arcas Fantasma a menudo transportaban los cuerpos rotos de aquellos golpeados casi hasta la muerte por las fuerzas del gobierno, pues tan solo una chispa de vida y memoria era necesaria para la biotransferencia. Conforme crecía la resistencia las Arcas Fantasma ya no estaban pilotadas por soldados de carne y hueso, sino por la primera oleada de Necrones convertidos; con esto llegó el fin de cualquier pretensión de piedad y compasión. Con cada carga de vivos reclamada por las Arcas Fantasma, su reputación se hacía más oscura y su aspecto más lóbrego. Para el momento en que la biotransferencia estaba casi completa, el mero atisbo de un Arca Fantasma era suficiente para provocar terror en aquellos observadores que todavía fueran capaces de tales sentimientos. Aquellos todavía vivos que vieron a las Arcas Fantasma realizar su trabajo, juraban que las almas torturadas de sus víctimas flotaban arremolinadas en los vagones acosando el aire con voces apenadas.

Muchas cosas han cambiado para los Necrones en los muchos siglos que han transcurrido desde entonces, y el papel de las Arcas Fantasma ha cambiado también. Ya no son carceleras de los vivos, sino redentoras de los caídos, a las que se ha encomendado la tarea de rastrear el campo de batalla en busca de restos de Necrones que no puedan reconstruirse a sí mismos. Los componentes recuperados quedan en manos de enjambres de Escarabajos constructores. Trabajando con una eficiencia inaudita, reparan los cuerpos de los Necrones caídos en los casos en los que es posible, o cuando la reparación no es posible, los disuelven para reconvertirlos en energía pura. Los Necrones reparados se encierran en estasis hasta que la capacidad del Arca Fantasma está al máximo, momento en el cual transportará su carga hasta su mundo necrópolis o los volverá a desplegar directamente en el campo de batalla.

Las Arcas Fantasma se ven obligadas a prestar sus servicios como vehículos de transporte convencional para llevar los refuerzos a alguna zona vital del campo de batalla, o permitiendo que las fuerzas Necronas ataquen en algún punto inesperado. Una vez que su carga ha desembarcado regresan a la labor para la que son más aptas. Tras volver a la retaguardia Necrona, las Arcas destellan con una energía esmeralda mientras reparan un soldado tras otro. El enemigo no puede más que contemplar horrorizado cómo todos sus esfuerzos por eliminar a los Necrones se van al traste, y sólo destruyendo el Arca Fantasma tendrá alguna posibilidad de victoria

Desde la llegada de las flotas enjambre Tiránidas a la Franja Este, la Dinastía Charnovokh ha utilizado numerosas Arcas Fantasma. Los Líderes Supremos de las destruidas fortalezas Charnovokh fueron raudos en darse cuenta de que allí donde los Tiránidos consumían toda materia viva, gran parte de la riqueza mineral del enemigo quedaba atrás. Este conocimiento fue duro de aprender: millones de Necrones permanecen rotos y mutilados más allá de la autorecuperación, o incluso de parámetros de fase, sobre las tierras del reino Charnovokh. En lugar de aprovechar la abundancia mineral de los mundos muertos en el camino de cada bioflota para crear nuevos guerreros, los Criptecnólogos y los constructos Canópticos de la Dinastía construyeron flotas enteras de Arcas Fantasma con los restos de mundos privados de biomasa por los enjambres devoradores. Las redes de estas naves peinaron los terrenos baldíos sin vida en patrones exhaustivos, recogiendo los descuartizados restos de los Necrones caídos y los devolvieron a su forma humanoide una vez más. La necesidad determinó que los Criptecnólogos relajasen sus parámetros de reunificación, dada la violencia con la que los enjambres despedazaron a aquellos que se enfrentaron a ellos. Como resultado, las legiones de Necrones que se tambalean reanimadas de la armada Charnovokh son constructos hechos de retales tanto como brillantes guerreros de una misma tonalidad.

ArmamentoEditar

El Arca Fantasma cuenta con una estructura de metal viviente, escudos cuánticos y dos sistemas de cinco rifles gauss a cada flanco. Puede transportar a diez Guerreros Necrones.

MiniaturaEditar

  • 5ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Necrones (Ediciones 5ª, 7ª y 8ª).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.