FANDOM


Inqsello Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

Inqsello Por orden de su Santísima Majestad, el Dios-Emperador de Terra. La Sagrada Inquisición declara este artículo En Construcción por nuestros escribas. Si encuentra algún problema o falta de devoción por su parte, notifíquelo, un acólito del Ordo Hereticus estará encantado de investigarlo.

Los Arcángeles Rojos son un Capítulo de Marines Espaciales fundado durante la Segunda Fundación a partir de la 13ª Compañía de la Legión de los Ángeles Sangrientos.

HistoriaEditar

Campeon de los Angeles Sangrientos

Como orgullosos defensores del Imperio, los Arcángeles Rojos se han mantenido siempre en primera línea de la defensa de la humanidad. Este Capítulo ha tenido especial inclinación por la búsqueda de archivos procedentes de la época anterior a la Herejía de Horus. Estos archivos suelen ser diarios médicos, estadísticas o datos de laboratorios de distintas operaciones afiliadas a la manipulación o creación de la semilla genética.  

Estos archivos, la mayoría procedentes de los intentos desesperados de las Legiones leales por rehacer sus filas, tenían en su mayor parte la intención de crear un gran número de Astartes y posteriormente eliminar los signos de mutación, como ocurrió con la Guardia del Cuervo entre otros. 

Este gran conocimiento biológico ha hecho famosos a los Arcángeles por sus Apotecarios especialmente preparados y por el extenso conocimiento que poseen sobre la Imperfección, habiendo desarrollado avanzados métodos para retrasar su acción en la semilla del Capítulo. Sin embargo, desgraciadamente, todavía no han podido encontrar la cura para su mal.

Acciones notablesEditar

Cruzada de Thanathos (542-592.M41)Editar

Sanguinius alas

Tyberius Drako durante el asalto a Thanathos IV durante la cruzada.

Entre las muchas hazañas que el Capítulo ha hecho en su cruzada para proteger a la humanidad, la Campaña de Thanathos, un sector estelar del Segmentum Ultima, ha sido la más gloriosa. 

La Cruzada se inició, según los escritos del Capítulo, cuando un furioso ¡Waaagh! Orko conocido como Kazkahuezoz se abalanzó sobre la franja exterior del sector, atravesando las defensas de Thanathos Secundus y arrojándose sobre la periferia del sistema Thanatos Prime, obligando a la Guardia Imperial a presentar batalla.

La avalancha verde era de una fuerza tal que la Guardia Imperial se veía obligada a solicitar refuerzos con mucha frecuencia, retirando tropas de las Fuerzas de Defensa Planetaria de los demás mundos del sector para plantar cara a la amenaza pielverde.

Esta escasez de Guardias Imperiales fomentó la aparición de la herejía en el sector, y las incursiones del Capítulo Renegado de los Corsarios Rojos y de partidas de guerra errantes de los Portadores de la Palabra no hicieron más que agravar la situación.

A pesar de la tenaz resistencia de los thanianos, los habitantes del sistema enviaron una transmisión de ayuda urgente. En esa época, el Capítulo de los Arcángeles Rojos era errante y al recibir la trasmisión partieron inmediatamente al sistema.

Desde su llegada en el 2708542.M41, los Arcángeles Rojos combatieron durante cinco largas décadas a los enemigos del Emperador y purgaron el sistema de todo rastro de herejía e influencia alienígena. Luchando siempre en primera línea, fueron implacables con los Orkos y ferozmente brutales contra los Marines Espaciales del Caos de los Portadores de la Palabra, manifestando así el enfervorecido odio que se profesaban sus Legiones después de diez mil años de enemistad.

Se sabe que en el planeta Thanathos IV, que se convertiría después en su nuevo mundo capitular, el héroe Mitzaerl murió a causa de sus heridas tras derrotar a un infame Apóstol Oscuro de los Portadores de la Palabra, y desde entonces se conoció el paraje desértico donde esta batalla tuvo lugar como el Sacrificio de Mitzaerl.

Otras campañasEditar

  • Masacre de Ganímedes (fecha desconocida).

Relaciones con otros Capítulos y otras alianzasEditar

Los Arcángeles Rojos, a diferencia de muchos Capítulos sucesores de la Legión de Sanguinius, no evitan la compañía de otros Capítulos.

Suelen combatir con mayor frecuencia junto a los Lobos Espaciales de Torin el Viajero, una partida de guerra de hijos de Russ que regresan periódicamente de sus expediciones al Colmillo, y junto a los guerreros de los Vástagos de Dorn. Hay juramentos de sangre y hermandad entre todos los Capítulos de las viejas Legiones Leales, pero aún más entre estos.

La búsqueda exhaustiva de conocimiento para curar la Imperfección por parte de los Arcángeles les ha llevado a luchar varias veces junto a los Cuervos Sangrientos. Se dice que tratan de entablar contacto con muchos otros Capítulos eruditos, siendo el más honrado el de la Guardia de las Sombras. Los Apotecarios y Tecnomarines de estos Capítulos están hermanados por lazos de conocimiento y saber y comparten muchos secretos arcanotecnológicos.

También han combatido algunas veces junto a los Rapaces Imperiales, los Astartes defensores de Namether, y con muchas fuerzas de su Guardia Imperial.

También se habla de la aparición frecuente de fuerzas de guerreros Eldars precedentes del Mundo Astronave de Las'Morgul allá donde los Arcángeles están luchando, pero aún está por ver si estos rumores son infundados o no.

ReclutamientoEditar

Veterano de Vanguardia Arcángeles Rojos Fanart

Veterano de Vanguardia durante la masacre de Ganímedes.

La mayoría de los neófitos del Capítulo salen de entre los reclutas más arrojados y honorables de las secciones de Escudos Blancos thanianos y de las sectas guerreras que abundan en muchos de los planetas.

Estos jóvenes reclutas, de no más de 12 años, muchos de ellos nacidos dentro de un regimiento de la Guardia Imperial, se envían a los rincones más duros del campo de batalla y a las misiones más arriesgadas y suicidas. Estos elegidos permanecen, tanto en el campo de batalla como fuera de él, bajo la atenta mirada de un Capellán, que supervisará sus mentes y templará su espíritu, y de un Sacerdote Sanguinario, que evaluará sus aptitudes físicas y analizará su sangre y carne a nivel celular para prepararlos y ver si son dignos de la herencia del Capítulo. Estas condiciones extremas pueden quebrar el espíritu y la mente de cualquier mortal, y solo los más valientes, fuertes y puros en todos los aspectos son capaces de sobrevivir.

Si estos soldados especiales sobreviven a la batalla serán llevados a Thanathos IV y sometidos a las pruebas y torneos rituales. Los aspirantes que queden serán iniciados en los ritos para su renacimiento como Marines Espaciales.

Una vez han adquirido su nueva condición sobrehumana son introducidos en la 10ª Compañía de Exploradores y adoctrinados en la mitología y enseñanzas del Capítulo.

Cuando un Explorador es encontrado digno de ser nombrado hermano de batalla se ve sometido a una última prueba antes de ser formalmente ordenado. Normalmente esta prueba es impuesta por el Sargento Explorador que lo ha entrenado y por lo tanto no existe un patrón constante.

Una vez superada al Astartes se le reconoce como hermano de batalla y se honra con su equipo correspondiente. Uno de los elementos más importantes es la Espada de Honor, símbolo de la madurez y la hermandad de un Arcángel Rojo. Esta filoarma de hoja adamantina, tratada a nivel molecular, es la compañera habitual del Arcángel, tanto en los entrenamientos como en el campo de batalla, y ningún hijo de Sanguinius se separará de ella a menos que sea con la muerte. Incluso los miembros del alto mando, como un Capitán e incluso el Señor del Capítulo, lucen con orgullo estas espadas en sus cintos.

Mundo natalEditar

Los Arcángeles Rojos tienen su base en el planeta Thanathos IV del sistema Thanathos Prime del sector Thanathos, en el Segmentum Ultima. El sistema tiene una administración compartida entre el Gobernador Keldon Neron y el Señor del Capítulo Gabriel Tormentarroja, y está rodeado por un subsector periférico formado por varios sistemas más, en su mayoría influidos por el Capítulo, que se conoce como Thanathos Secundus.

El sistema Thanathos Prime consta de siete planetas. Los planetas con la órbita mas alejada son Thanathos VII y Thanathos VI, dos mundos fortaleza con una geografía rocosa. Los siguientes tres planetas (Thanathos V, IV y III) eran mundos dedicados a la producción de armamento y el diseño de armas basadas en distintas PCE, además de todo tipo de maquinaria para uso cotidiano. Aunque tras la llegada de los Arcángeles su sociedad se ha transformado en algo más que en una cadena de montaje automatizada, la arraigada influencia que el Adeptus Mechanicus tenía en esos mundos sigue siendo muy patente. Los últimos dos planetas tienen un tamaño considerable respecto a los demás y son dos prósperos mundos agrícolas que suministran alimento a los demás mundos del sistema, además de a muchos otros.

Thanathos IV fue elegido a conciencia por los Señores del Capítulo para convertirlo en su mundo de reclutamiento y el bastión desde el que dirigir la Cruzada de Thanathos, ya que la alta presencia de xenos, rebeldes y herejes solo fortalecían el odio de los nuevos iniciados y su determinación a acabar con ellos. El mundo fue cedido con orgullo por el gobierno del sector, dejando así la administración y la defensa del planeta en manos de los Astartes.

La fortaleza monasterio del Capítulo se encuentra en el desierto bautizado por los Arcángeles como el Sacrificio de Mitzaerl, un sagrado lugar donde un héroe de los Arcángeles Rojos murió a causa de sus heridas tras derrotar a un infame Apóstol Oscuro de los Portadores de la Palabra. En honor a este acto de sacrificio y devoción, el Capítulo construyó su fortaleza monasterio en la escarpada cordillera montañosa que se alzaba en el centro de dicho desierto. Este gigantesco bastión, que se podría confundir fácilmente con una ciudad-fortaleza, recibió el nombre la Torre Sanguine y es el hogar de todos los Arcángeles Rojos desde entonces.

Fortaleza monasterioEditar

En la cumbre de la cordillera montañosa de Hefesto, en el corazón del desierto del Sacrificio de Mitzaerl, se alza un edificio de color rubí que se eleva hacia el firmamento como un aguja escarlata.

Esta construcción es la fortaleza, residencia y campo de entrenamiento de los hermanos de batalla del Capítulo. Es un bastión inexpugnable y santuario de paz y cultura en el cual los Astartes pueden cultivar sus artes marciales y cualquier tipo de disciplina artística que deseen aprender y pulir durante sus largas vidas.

La Puerta Roja es la principal entrada a la torre, flanqueada por las estatuas de los antiguos héroes del Capítulo y defendida por los más innovadores sistemas de defensa perimetral y orbital dirigidas por los Tecnomarines del Capítulo. Estas puertas de ceramita y adamantio han sido reforzadas con todos los ritos que los Tecnosacerdotes del Dios Máquina conocen y bendecidos por los más respetados Sacerdotes del Culto Imperial.

En el interior del edificio principal se encuentra el Camino de la Gloria, un grandísimo corredor en el que se exponen los trofeos y tapices que representan las hazañas del Capítulo. Los nuevos reclutas son conducidos una vez al día por este pasillo tras sus pruebas rituales y entrenamientos. Una vez allí sus superiores les enseñan la historia que se esconde tras cada uno de esos venerados objetos, pues, si un guerrero no conoce los logros de otros, ¿cómo puede saber entonces con que rasero ha de medirse para servir al Capítulo de forma honorable y ganarse la inmortalidad en el Camino de la Gloria?

Más adelante, pasando los barracones, salas de entrenamiento y las celdas de los hermanos de batalla, se encuentra la Gran Biblioteca del Saber, en la que se acumulan todos los conocimientos que el Capítulo ha adquirido durante sus misiones a lo largo y ancho de la galaxia.

De la biblioteca parten dos largos pasillos que conectan cada uno de ellos con las dependencias-laboratorio de los Sacerdotes Sanguinarios y las capillas y celdas de reflexión de los Capellanes.

Las dependencias de los Bibliotecarios se encuentran más arriba, donde la torre roza las nubes, dado que esto ayuda a la meditación y el desarrollo de sus poderes psíquicos.

Finalmente, en la cumbre se encuentra la Sala de Mando y las dependencias del Señor del Capítulo, desde las cuales se rigen los destinos del sector Thanathos.

Doctrina de combateEditar

Exploradores Ángeles Sangrientos Genestealers

Exploradores

Como todos los Ángeles Sangrientos, los Arcángeles Rojos son expertos en el arte del salto en retroreactor y en la lucha cuerpo a cuerpo. Sus escuadras de asalto escoltadas por las cañoneras Stormraven despedazan las líneas enemigas con rapidez y precisión, pues solo cruzando las espadas y mirando al enemigo cara a cara se puede aspirar a contener la oscuridad que habita en el interior del Arcángel.

Las escuadras tácticas avanzan por detrás, tomando los puntos prioritarios y lanzando implacables asaltos por tierra. Mientras, en la retaguardia,la artillería y los devastadores cubren el avance mientras despedazan con puntería quirúrgica las maquinas de guerra del enemigo.

Esta es la táctica mas común por parte de los Arcángeles Rojos, pero como Marines Espaciales también practican y refinan todo tipo de estrategias diferentes. Desde mantener las posiciones tras los muros de un bastión, pasando por el sangriento combate urbano, hasta las misiones de infiltración y eliminación de líderes enemigos.

OrganizaciónEditar

El Capítulo está formado por diez compañías, tal y como se dicta en el Codex Astartes. Debido al intenso estudio y manipulación de la semilla genética después de casi diez mil años los Arcángeles Rojos son uno de los Capítulos sucesores de los Ángeles Sangrientos que más semilla genética ha conseguido duplicar y donar al Adeptus Terra.

Tanto es así que el Capítulo dispone de una gran reserva de semilla genética, bien porque se encuentra sujeta a investigación por parte del Sacerdocio Sanguinario, o guardada esperando a la hora en la que el Capítulo dependa de la necesidad inmediata de crear nuevos reclutas.

A pesar de el constante desgaste en sus filas, los Arcángeles mantienen todas sus compañías a plena potencia gracias a este constante flujo de reclutas. Haciendo así que un mayor numero de ellos logren superar la iniciación.

También influye el hecho de que, la semilla genética del Capítulo ha adquirido a lo largo de los siglos de experimentación e investigación, la capacidad de advertir con antelación los signos de la Rabia Negra haciendo de ella un proceso degenerativo, evidente para el hermano de batalla afectado.

  • 1ª Compañía de Veteranos - Capitán Marius Kaledor.
  • 2ª Compañía de Batalla - Capitán Ahlban Tempestor.
  • 3ª Compañía de Batalla - Capitán Cestus Validor.
  • 4ª Compañía de Batalla - Capitán Teobald Elthorm.
  • 5ª Compañía de Batalla - Capitán Callius Galba.
  • 6ª Compañía de Batalla - Capitán Kastus Kraster.
  • 7ª Compañía de Asalto - Capitán Abhael Hellstorm.
  • 8ª Compañía de Asalto - Capitán Velethar Makhiavi.
  • 9ª Compañía de Devastadores - Capitán Kheltorn Mavoler.
  • 10ª Compañía de Exploradores - Capitán Boreas el Anciano.
  • 11ª "Compañía de los Condenados" - Existencia no demostrada.

La Compañía de los CondenadosEditar

Compañía de la Muerte Ángeles Sangrientos fanart

Entre los habitantes de Thanathos se ensalza con fervor la gloria del Capítulo. No hay rincón del sistema en el que no hayan estado y no hay thaniano que no los haya visto en alguna ocasión sin sentir como el corazón les estalla de gozo.

La visión de las flamantes servoarmaduras ricamente adornadas, perfeccionadas durante milenios por los mismos hermanos de batalla les da una apariencia flamante y feroz, reflejando la pureza de su espíritu y su proposito.

La gloria de los estandartes, evocando las hazañas de antaño y ensalzando la gloria de sus héroes inspira a todos aquellos que los ven a luchar hasta el ultimo aliento por la gloria del Imperio, al igual que hizo Sanguinius en su hora final.

Pero hay algo que un thaniano nunca olvida. Por encima de todo, da igual el tiempo que pase, ningún hombre, mujer o niño del Imperio puede olvidar los regios rostros de los Marines Espaciales.

Más dignos de un dios que de un simple mortal sus facciones parecen estar esculpidas en mármol. De piel pálida y brillantes cabellos rubios o con mechones del mismo color, los Arcángeles Rojos son el vivo reflejo de la perfección física semidivina de su Alado Primarca.

Pero los ojos de estos marines espaciales revelan otra cosa. Si cualquier mortal pudiera sostener la mirada de un Arcángel durante más de diez segundos descubriría en ellos algo extraño, una mezcla de anhelo, ansia y furia aprisionados con cadenas de voluntad. Vería la oscuridad que atenaza el corazón de todos los hijos de Sanguinius.

La Sed de Sangre es algo con lo que todo Arcángel Rojo se tiene que enfrentar durante los primeros días de su transformación de humano a marine espacial. Durante los primeros días en que la Sed Roja comienza a hacer efecto, el marine es aislado en su celda y custodiado por dos veteranos armados con alabardas de energía, dispuestos a hacer lo que sea para evitar que el joven neófito se desmande.

El novicio es mantenido en sus aposentos durante todo el tiempo que sea necesario. No recibe visitas de sus hermanos salvo por un Sacerdote Sanguinario que viene a comprobar periódicamente su estado físico y mental. Solo cuando el Apotecario lo considere preparado se le permitirá reunirse de nuevo con sus hermanos y le será entregada su propia servoarmadura.

El Sacerdocio Sangriento ha desarrollado novedosos métodos para retrasar indefinidamente la acción de la Imperfección. Desde purificar la sangre de sus hermanos mientras duermen en sus sarcófagos hasta la manipulación genética directa.

Pero aún así, llega un momento en la vida de todo Arcángel en el que estos métodos ya no sirven. La Rabia Negra se apodera del valiente guerrero y es entonces cuando es sedado y trasladado a la ultima y más secreta compañía de los Arcángeles Rojos: a XI Compañía de los Condenados.

One Final Effort by MajesticChicken

La 11ª Compañía de los Arcángeles a la carga en Ganímedes.

Todas las almas perdidas del Capítulo se reúnen en las cámaras de criogenización subterráneas de la Torre Sanguine, a la espera de su ultima batalla por la Humanidad.

Sin embargo, los Legionarios de la Compañía de la Muerte del Capítulo poseen una ventaja que no tienen las de sus Capítulos hermanos.

Gracias a su semilla genética, la Rabia Negra se manifiesta de manera diferente en los hermanos de batalla. Mientras que en otros Capítulos sucesores se manifiesta como una explosión de furia y locura que surge cuando menos se lo espera, los Arcángeles la sufren de una forma degenerativa.

Cuando la Sombra del Primarca cae sobre ellos, los Arcángeles van activando cada vez más su semilla genética hasta alcanzar el máximo de su potencial.

La fuerza y la ferocidad del astartes se multiplica mil veces, magnificando su arte de llevar la muerte a los enemigos del Imperio, ademas de permitirles mantener un control sobre sus actos que ninguna Compañía de la Muerte posee.

Aunque todo este poder irá quemando sus cuerpos y mentes poco a poco hasta causarles la muerte, los Legionarios aceptan este destino con gran valor. Es mejor una muerte rápida y honorable en batalla que la agonía profana de la locura.

Las visiones fatales del Primarca siempre están allí y, a medida que la dolencia continua, estas visiones y sueños seguirán atormentándolos marcando el final de su carrera como Marines Espaciales, pues ese es el destino de todos los que caen bajo las garras de la Imperfección.

En el campo de batalla, estos guerreros utilizan barrocas armaduras de color negro, decoradas con el aspa roja de la Compañía de la Muerte que cubre la insignias de su antigua unidad y Compañía. Los sistemas bocales de sus servocascos hacen que sus voces resuenen con un tono mas siniestro y vibrante de lo habitual, dándoles aun mas el efecto de saber que son muertos en vida. Un fantasma que representa el honor y el sacrificio ante la caída en la oscuridad, al tiempo que un recordatorio de la fatalidad que se abate sobre todo hijo de Sanguinius.

Muchos guerreros de la XIª Compañía llevan más de mil años sirviendo al Capítulo, siendo despertados cuando se necesita de sus capacidades excepcionales para la batalla y dormidos de nuevo cuando no lo son, a la espera de su última batalla.

Actualmente hay alrededor de un centenar de legionarios de la Compañía de la Muerte criogenizados a la espera de su batalla final. Este conocimiento es atesorado celosamente por el alto mando del Capítulo y a día de hoy nunca nadie ha podido encontrar pruebas de su existencia.  

CreenciasEditar

Las enseñanzas y rituales de los Arcángeles Rojos se centran siempre en la Imperfección. Los Sacerdotes Sanguinarios y los Capellanes enseñan que la Imperfección es una maldición para los hermanos de batalla, pero que canalizada contra los enemigos del Emperador, se transforma en su mejor arma.

Esta doctrina de que hasta los guerreros más puros y cercanos al Emperador, como son los hijos de Sanguinius, tienen un defecto, y que solo al descubrirlo se puede alcanzar la verdadera perfección, ha hecho que el Capítulo sea uno de los más humildes y virtuosos de los Ángeles Sangrientos.

Semilla genéticaEditar

Los Arcángeles Rojos emplean la semilla genética del Primarca Sanguinius, heredada del Capítulo de los Ángeles Sangrientos. Esto supone que están sujetos a La Imperfección, y sufren tanto la Sed de Sangre como la Rabia Negra.

HeráldicaEditar

Visten servoarmaduras rojas con rodilleras, bordes, aquila pectoral y algunas piezas de la mochila de color amarillo y marcas blancas.

Su emblema es una gota de sangre de gules con dos pares de alas blancas y coronada por un halo de hierro dorado.

El cuidado y ornamentación del equipo es una costumbre muy dada entre los hijos de Sanguinius, cuyo sentido de la estética se asocia igualmente con la noble ascendencia de su Primarca. Todos los Arcángeles decoran su armadura y equipo con elaboradas filigranas, fabricadas a mano por ellos mismos durante sus largos años de servicio en campaña, mientras viajan por la Disformidad o durante una etapa de calma en la fortaleza monasterio. Así pues, cada hermano de batalla hace gala de un atuendo distinto al de los demás, aunque siguen guardando semejanza unos con otros, ya que jamás se cubren los colores del Capítulo ni su heráldica y menos aún la insignia de su Compañía para no ofender al espíritu máquina del equipo. Muchos Arcángeles suelen recurrir a motivos decorativos que van desde los símbolos capitulares hasta elaboradas máscaras en los cascos y motivos de cráneos y figuras angelicales.

Elementos conocidosEditar

MiembrosEditar

Sargento Azharel Arcángeles Rojos fanart

Sargento Azharel de la 3ª Compañía.

  • Cestus Validor - Capitán de la 3ª Compañía de Batalla.
  • Teobald Elthorm - Capitán de la 4ª Compañía de Batalla.
  • Callius Galba - Capitán de la 5ª Compañía de Batalla.
  • Kastus Kraster - Capitán de la 6ª Compañía de Batalla.
  • Abhael Hellstorm - Capitán de la 7ª Compañía de Asalto.
  • Velethar Makhiavi - Capitán de la 8ª Compañía de Asalto.
  • Kheltorn Mavoler - Capitán de la 9ª Compañía de Devastadores.
  • Boreas el Anciano - Capitán de la 10ª Compañía de Exploradores.

ReliquiasEditar

Los Arcángeles Rojos poseen una amplia gama de reliquias en su armería, obtenidas a lo largo de siglos de campañas. Cada una de ellas esta empapada de historia y gloria, siendo material de leyendas y sagas conocidas en todo Thanathos. Aquí mostraremos algunas de las más famosas.

Malleus SanguinumEditar

Martillo de Trueno Martillo de Demonios Inquisicion Ordo Malleus Wikihammer

Este poderoso Martillo Trueno fue forjado durante los oscuros días del final de la Herejía de Horus. Es con diferencia una de las armas mas poderosas y emblemáticas de los Arcángeles Rojos. Fue forjado tras la batalla entre Horus y el Emperador, donde Sanguinius perdió la vida.

La Cabeza del arma fue creada a partir de fragmentos de la Armadura del Primarca aún empapados con su sangre, y contiene en su núcleo un pequeño trozo de la espada con la que Sanguinius abrió la armadura del Señor de la Guerra.

Su poder ante las fuerzas del Caos es terriblemente palpable y el peso de la conciencia del Primarca se encuentra presente para los que lo empuñan. Esta arma es únicamente portada por el Señor del Capítulo, pues solo el ha reunido la pureza y la fuerza de voluntad para ser digno de empuñarlo.

Este arma es utilizada también durante la elección de un nuevo Señor del Capítulo, donde el aspirante se somete al juicio de la voluntad que reside en el arma, enviando al futuro Señor del Capítulo a un viaje introspectivo durante sus largos años de servicio a la Humanidad.

Cuando superan dicha prueba, estos hombres cambian de manera irreversible. Son mas sabios que ninguno de sus hermanos y el ideal de su primarca siempre guiara sus actos.

El Manto del HerreroEditar

Caos herrero de disformidad

El manto del herrero es una reliquia que data de los turbios tiempos de la herejía de Horus. Esta servoarmadura es una versión de la MKIII-Hierro, ya irreconocible pues han pasado miles de años desde que pasara por las infinitas forjas de la mismísima Marte. En la actualidad la porta el Señor de la Forja, Disius Brian, y es desconocido como esta servoarmadura acabó en su poder.

En la mochila de energía de la servoarmadura, un centenar de tuberías recorren la espalda del Señor de la Forja hasta acabar en los pies de este mientras que una decena de mecatentáculos, artefactos que parecen serpientes segmentadas terminadas en cabezas barrocas, pinchos y taladros surgen para ayudar al astartes a cumplir sus deberes para con el equipo del Capítulo.

El yelmo es una combinación entre el casco de la MKIII-Hierro y una calavera, la cual imita el signo del Mechanicus, representado así la autoridad del Señor de la Forja sobre sus hermanos tecnomarines.

El Desollador SanguinarioEditar

Gabriel Seth Desgarradores

Esta despiadada arma de destrucción ha sido empuñada por todos los Capitanes de la 3ª Compañia desde la fundación del Capítulo.

Forjada durante la Gran Cruzada con materiales y técnicas de fabricación que son celosamente atesoradas por los tecnomarines del Capítulo, esta poderosa Espada Sierra a dos manos es capaz de despedazar a cualquier enemigo de los que pueblan la galaxia.

Su peso y tamaño, además de las afiladas puntas giratorias de sus dientes de sierra, son capaces de quebrar hasta la armadura mas recia y atravesarla para desgarrar la carne blanda que hay debajo.

Aunque se precisan años de práctica para blandirla con todo su potencial destructivo, ningún capitán que se precie en la IIIª Compañía dejaría esta arma acumulando polvo en la armería en lugar de cubrir su hoja con la sangre de los impuros.

El actual Señor del Capítulo, Gabriel Tormentaroja, portó esta poderosa arma durante su tiempo como Capitán y se dice que muchos demonios y alienígenas cayeron bajo el peso de esta poderosa espada.

Las SedientasEditar

Cuchillas Fantasmales Lufgt Huron Garras Astrales

Estas Garras Relámpago fueron arrebatadas hace milenios por el Capitán Velethar Makhiavi a un poderoso paladín del Caos, concretamente al líder de una partida de guerra del Ocaso Sangriento.

Los hermanos de batalla de la VIIIª Compañía lucharon con denuedo contra la horda de traidores adoradores del Dios de la Sangre junto con los regimientos de la Guardia Imperial locales.

Finalmente, a pesar de las bajas recibidas, el Capitán Makhiavi derrotó en combate singular al Señor del Caos y su partida de guerra fue totalmente exterminada.

El señor de la octava recogió estas Garras Relámpago del cadáver de su enemigo y las trajo a Thanathos como trofeo. Inmediatamente fueron puestas bajo la supervisión del Señor de la Forja, Disius Brian.

El señor de los tecnomarines pasó encerrado en su forja durante semanas, desvelando los secretos de la poderosa arma y preparandola para servir al Emperador y al Capítulo.

Finalmente, Disius emergió de las profundidades de su forja con una nueva arma para el capitán.

Estas Garras Relámpago mantienen su diseño original, evidentemente limpiadas de todo rastro de sellos blasfemos. Sus dedos de afiladas cuchillas de adamantio, recubiertas de energía son capaces de desgarrar hasta la armadura mas gruesa. Además lleva dos bólter acoplados bajo las muñecas que alimentados por sendas cintas de munición arrojan una aterradora ráfaga de proyectiles explosivos hacia el enemigo.  

Bólter modelo Godwyn SacredEditar

Bólter modelo Godwyn Sacred fanart

El Bólter modelo Godwyn Sacred fue diseñado por los Sacerdotes y armeros del mundo-santuario de Kaledonia, en Thanathos Secundus, cuando los Arcángeles Rojos rompieron el asedio al que había sido sometido por parte de los Portadores de la Palabra durante la Cruzada de Thanathos.

Los guerreros astartes lucharon durante semanas entre los templos y las avenidas que conmemoraban las hazañas de santos y héroes Thanianos contra las bestias demoníacas y las fuerzas de Marines Espaciales del Caos desencadenadas por los Apóstoles Oscuros que dirigían la incursión. La sangre de los héroes mancho el sagrado suelo imperial, mezclándose con la de demonios y herejes caídos.

Finalmente, tras una ultima gran batalla en el corazón del templo-ciudad de Kaledor, las tropas leales derrotaron a las fuerzas del Caos y las expulsaron del planeta antes de que los refuerzos de la Armada Imperial redujeran sus naves a la nada.

En reconocimiento por su fervor y devoción durante la batalla, los Altos Sacerdotes del templo hicieron entrega a los astartes de estos benditos artefactos.

Cada uno de estos bólteres, conocidos más comúnmente como Sacred, es fabricado de forma artesanal en Kaledonia, lo cual hace que recibir el honor de empuñar uno de ellos sea fruto de gran admiración y respeto en el seno del Capítulo.

Sus carcasas y arneses se encuentras cargados de letanías grabadas para proteger al justo del poder del Maleficarum y cargado con los sellos de pureza que ensalzan la Gloria Eterna del Emperador. Su sistema de apuntado es una avanzada omnimira que marca los objetivos y mide la distancia a la que se encuentran en una milésima de segundo facilitando al tirador la tarea de repartir el fuego sagrado del Señor de la Humanidad.

Los proyectiles empleados para este modelo de bólter son variantes más potentes de la munición Venganza, la munición Bruja y Odysseus, ademas de la munición estándar de bólter, por lo que estas armas sacan su máximo potencial cuando son blandidas contra los pérfidos seguidores del Caos.

Cada proyectil contiene letanías de furia y lleva escritos los pecados cometidos por los enemigos de la Humanidad durante milenios junto con el nombre de un héroe anónimo del Imperio.

Así, cada bala es un acto de venganza y retribución. Cada disparo un sonido con la furia de héroes caídos. Cada muerte, una alabanza al Emperador y sus huestes.

Armadura de PenitenciaEditar

Al igual que la muerte, la Rabia Negra no hace distinciones entre los hermanos de batalla, da igual su rango dentro del Capítulo o lo extensa y honorable que sea su hoja de servicios.

Esta negra armadura fue diseñada hace largo tiempo para ser lucida por los capitanes y el Señor del Capítulo en persona cuando la Imperfección les hubiera alcanzado. Después de siglos de matanzas y tras pasar de un guerrero a otro, esta armadura se ha convertido en una reliquia mas del Capítulo, un icono del sacrificio y la entrega hasta el final al Imperio de la Humanidad, tan admirada como temida por las historias que se entrelazan bajo su frío blindaje.

La Armadura de Penitencia tiene un halo de hierro, ademas de un avanzado sistema de servomúsculos, estimulantes de combate y sistemas internos de soporte vital que magnifican la, ya de por si formidable, maestría del desafortunado guerrero que la porta en combate, ademas de mantenerlo con vida a pesar de las horribles heridas que es seguro que recibirá. Su blindaje es el equivalente a una armadura artesanal, pero también guarda una ultima e inesperada ventaja.

Entre los hermanos de Capítulo, se rumorea que, tras ser llevada durante tanto tiempo por las almas condenadas del Capítulo, esta armadura ha adquirido conciencia propia y que las vivencias y el conocimiento de los guerreros que la han llevado se almacena en ella.

Los tecnomarines y Sacerdotes Sanguinarios monitorizan esta armadura constantemente, evaluándola tanto a ella como a sus usuarios. Durante dichos estudios, normalmente efectuados a distancia en el campo de batalla, se ha llegado a confirmar que algunos de dichos portadores han efectuado a la perfección maniobras o tácticas de combate personales pertenecientes a otros capitanes que la portaron antes que ellos, lo cual no ha hecho más que aumentar la tétrica leyenda del Manto de los Condenados.

La Espada de San AndrastosEditar

Esta espada aunque cuenta como una reliquia del Capítulo, no le pertenece como tal.

Este artefacto sagrado fue construida por el Santo Patrón de Namether, San Andrastos y empuñada por el en la batalla. El arma del Santo descansó durante largo tiempo en la cámara de la gran Catedral de San Andrastos en Lachrima, junto a la tumba de su creador al igual que muchos otros artefactos hasta que, durante una de las grandes batallas de la Reconquista de Namether, fue empuñada por Gabriel Tormentaroja.

Se dice, que fue el santo en persona quien se la concedió al que entonces aun era Capitán de la IIIª Compañía. Tras este milagro, los Sacerdotes de Lachrima cedieron la espada al Arcángel Rojo pues a pesar de su reticencia a entregarle a un extranjero una reliquia de su sector, no eran quien para cuestionar la voluntad del Santo.

El arma es una larga y poderosa espada de energía, recubierta en la empuñadura con forma de Aquila por pergaminos y sellos de pureza elaborados por el Santo, según se dice, con la sangre de un gran demonio derrotado, condenando así el alma del Demonio al sufrimiento eterno. Su filo de energía sagrada a demostrado ser el azote de los demonios y heréticos del Caos y ha sido objeto de admiración por parte de todos los hermanos de batalla, aumentando el creciente interés del Capítulo por conocer mas a fondo Namether y a sus gentes.

La custodia del arma se encuentra en manos de los Arcángeles durante un periodo vitalicio por parte de Gabriel. Cuando la muerte llegue al actual Señor del Capítulo, el arma sera devuelta a su lugar de descanso en el templo de Lachrima.

Grito de guerraEditar

Se desconoce qué gritos entonaba el Capítulo desde la Segunda Fundación, pero a medida que avanzaba la Cruzada de Thanathos los Arcángeles Rojos mostraban cada vez más fervor en el campo de batalla, adoptando uno nuevo:

"¡Muerte, sangre y gloria!"

En los años que siguieron al final de la Cruzada y a medida que los Arcángeles adoptaban con orgullo el título de defensores del sector Thanathos y lo consideraban su hogar, cambiaron su lema por uno más acorde a su nueva condición:

"¡Por Thanathos, por el Primarca y el Imperio!"

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.