FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Aquillon

El Occuli Imperator, Aquillon

Aquillon, que ostentaba el cargo de "Occuli Imperator" u "Ojo del Emperador", fue un custodio encargado de vigilar al Primarca Lorgar durante 50 años a partir del incidente del planeta Khur.

Durante su estancia entre los Portadores de la Palabra, se labró una gran amistad con el Capitán Argel Tal; el úncio Portador de la Palabra en quién decía confiar.

Aquillon permaneció junto a su compañía los 45 años anteriores a la masacre de Istvaan IV, y desconocía completamente lo ocurrido a la legión en el Ojo del Terror, tan solo conocía la historia oficial. Durante este tiempo, Aquillon junto a sus compañeros custodios Nirallus, Sythran, Kalhin y Vendatha (que murió en los rituales impíos de Cadia) fueron desplegados en numerosos campos de batalla junto a los Portadores de la Palabra quienes, a pesar de la habilidad y destreza marcial de los Custodios, no aceptaban abiertamente a los custodios en la Legión, tomándoles por perros falderos del Emperador enviados solo para espiar a la Legión.

Después de los hechos acaecidos durante el Peregrinaje de Lorgar, Erebus y el Capellán Xaphen del Capítulo del Sol Serrado realizaron un ritual que retenía los mensajes que el Astrópata de Aquillon mandaba al Emperador, para que no pudiese contarle sus sospechas, y en su lugar Xaphen le susurraba a los demonios encargados de recibir los mensajes lo que él quería decirle al Emperador.

Antes de la Batalla de Istvaan, Erebus rezó a los dioses del Caos para que las Naves de los Custodios se retrasaran y no pudiesen ayudar a los combatientes leales del planeta. Cuando sus naves llegaron, la batalla ya había terminado, pero los Portadores de la Palabra todavía no habían vuelto a sus Naves, por lo que no pudieron hacer nada cuando los custodios descubrieron el impío ritual y asesinaron a la Dama Bendita por ocultar información a los agentes del Emperador. Cuando Argel Tal, gran amigo de la Dama, descubrió su cadáver se enfureció con Aquillon por su acto de asesinato y ordenó que las naves de la Flota dispararan a la Thunderhawk en la que los custodios escapaban hacia el planeta, derribándola y causando que se precipitara hacia el planeta.

Una vez allí Argel Tal, y los menguados en número Gal Vorbak, se enzarzaron en una pelea con los pocos custodios que quedaban: Aquillon, Nirallus y Sythran. Como resultado de esta batalla solo sobrevivieron seis Gal Vorbak y Aquillon fue asesinado. El último custodio con vida, Sythran, que había realizado un voto de silencio, decidió romper su voto después de matar a uno de los Gal Vorbak. Sus últimas palabras fueron: "Siempre te odié, Xaphen".

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.