FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Ankhu Anen fue un Astartes de la Legión de los Mil Hijos durante la
Mil Hijos Ankhu Anen Guardián Gran Biblioteca Corvidae

Ankhu Anen, guardián de la gran biblioteca y miembro del culto Corvidae

mayor parte de la Gran Cruzada. Mientras que su rango es desconocido, se sabe que era Guardián de la Gran Biblioteca de Prospero, y, como tal, parecía tener una posición de cierta antigüedad y la responsabilidad no sólo dentro de su legión, si no dentro de la sociedad Prosperina en sí misma. Ankhu Anen encontró la muerte durante la quema de Prospero a manos del Sacerdote Rúnico Ohthere Wyrdmake de la Legión de los Lobos Espaciales, en un intento por salvar los textos almacenados y los archivos de los Mil Hijos.

HistoriaEditar

Poco se sabe de Ankhu Anen antes de los últimos días de la gran cruzada, aparece por primera vez en los registros como miembro de las fuerzas de los Mil Hijos presentes en Aghoru durante las acciones que llevó allí a cabo la 28º Flota Expedicionaria. Durante este proceso parece que actúa en una posición de supervisión en relación con el círculo selecto de rememoradores unidos a la flota expedicionaria y se le consideraba un amigo personal de la rememoradora Camille Shivani. Anen fue uno de los pocos Mil Hijos en dar la bienvenida a la presencia de rememoradores y ayudó a Shivani apoyando sus esfuerzos en arqueología en Aghoru. Un rememorador en el que sentía poco interés era Lemuel Gaumon, del que rechazó la lectura de su obra y, de hecho, sólo se reuniría por primera vez con él cuando se le ordenó entregar al rememorador a Ahzek Ahriman para su instrucción en las artes psíquicas.

Anen marchó a la guerra con su legión a la Franja del Arca. A raíz de la campaña, lideró a los equipos de los Mil Hijos asignados para catalogar y registrar toda la información que poseían los habitantes conquistados, de nuevo trabajando en estrecha coordinación con Camille Shivani, cuyos poderes psicométricos fueron útiles en esta tarea. Posteriormente, regresó a Prospero después de la sentencia del Concilio de Nikaea. A pesar de la orden del Emperador, para que se cerrasen las órdenes de bibliotecarios y cesaran en sus estudios, Anen continuó actuando como guardián de los repositorios académicos de Prospero y pronto se involucró en la formación de Lemuel Gaumon de manera más directa (aunque no estaba bajo su cargo), y continuó con su relación de trabajo con Shivani, para determinar la ascendencia de los diversos textos ilegibles propiedad de los Mil Hijos, que se remontaban a la Era de los Conflictos.

A pesar de que parecía que tenía un sincero aprecio por las habilidades de Shivani y su compañía, Ahkhu Anen no trató a sus amigos Gaumon y Kallista Eris con demasiado respeto. Se burló de Gaumon desde el principio y eventualmente expresó su desprecio por él y por sus poderes - a pesar de que Gaumon era un alumno del Bibliotecario Jefe Ahriman - y a diferencia de Ahriman, él no tenía absolutamente ningún reparo en sobrealimentar las habilidades premonitorias de Kallista Eris con el fin de conocer el destino de los Mil Hijos, a pesar de que el proceso podía llegar a matarla, como de hecho lo hizo. Anen parecía ver a la mayoría de los mortales como herramientas útiles y desechables en el mejor de los casos.

Anen conoció su fin durante la quema de Prospero, después de que Ahriman le ordenase asegurarse que la mayoría de textos de los Mil Hijos escapasen de la destrucción, y se encontrase supervisando la evacuación de la Pirámide Corvidae durante los combates. De pronto, recibió una visión premonitoria - con la que desentrañó un misterio que lo había atormentado desde su infancia - y se dio cuenta de que estaba en peligro inmediato, trató de huir. pero ya era demasiado tarde. Una Thunderhawk de los Adeptus Custodes se estrelló en la pirámide, sembrando la ruina y la destrucción e hiriéndolo gravemente, dejándolo atrapado. Mientras Anen agonizaba, se dio cuenta de que estaba siendo vigilado por un ser capaz de salvarlo si así lo deseaba, pero no lo hizo. Ankhu Anen vivió lo suficiente para ser descubierto por un equipo Imperial (formado por miembros de los Custodios, Hermanas de Silencio y Lobos Espaciales) y se encontró sufriendo la humillación última de verse obligado a observar cómo se quemaban sus libros, mientras Ohthere Wyrdmake, Sacerdote Rúnico de los Lobos Espaciales, le interrogaba por el paradero de Ahriman. Sin embargo, los caprichos del destino se habían abierto para Anen por última vez mientras veía la muerte en la cara de Wyrdmake, y le dijo de buen grado donde se encontraba Ahriman ya que había visto el futuro y sabía que Ahriman saldría victorioso.

Apariencia y HabilidadesEditar

A Anku Anen se le describe con el pelo largo, trenzado de un color castaño rojizo tirando a gris, y con un rostro profundamente arrugado. Su servoarmadura estaba dispuesta de una forma tal que el símbolo Corvidae era visible en el hombro aunque era difícil de distinguir. En un momento dado se sabe que pilotaba un Land Speeder personal con la heráldica de las fuerzas de Prospero, con forma de disco y que se pilotaba estando de pié.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Los Mil Hijos, por Graham McNeil.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.