FANDOM


Error de script

Inqsello Por orden de su Santísima Majestad, el Dios-Emperador de Terra. La Sagrada Inquisición declara este artículo En Construcción por Skarbrand,el exiliado. Si encuentra algún problema o falta de devoción por su parte, notifíquelo, un acólito del Ordo Hereticus estará encantado de investigarlo.
Angron Poster Istvaan III Betrayal

Angron durante la Atrocidad de Istvaan III.

"Los monumentos son polvo, las historias solo palabras, pronto olvidadas, pero la sangre, la sangre es para siempre."

Angron, Primarca de los Devoradores de Mundos


Angron (también conocido como el Ángel Rojo) es el Primarca de la Legión de los Devoradores de Mundos. Sucumbió al influjo del Caos durante la Herejía de Horus, convirtiéndose más tarde en un Príncipe Demonio de Khorne.

Antes de la HerejíaEditar

Angron Primarca Devoradores de Mundos Desmembradora y Destripadora

Angron Thal'kyr, tecno-gladiador de Nuceria.

Durante la dispersión, Angron fue arrojado a Nuceria, un mundo humano civilizado lejos de Terra. Cayó en las montañas heladas del planeta, y no mucho después un esclavista lo encontró en medio de una dantesca escena de carnicería.

Alrededor del herido Primarca se encontraban los cadáveres de numerosos xenos. Más tarde, los eruditos imperiales teorizaron que habían sido Eldars que habían previsto el gran derramamiento de sangre que Angron causaría y que habían tratado, sin éxito, de detenerlo.

Después de haber sido esclavizado y cuidado hasta que se curó completamente, Angron fue llevado a Desh'ea, la capital del planeta. Allí fue forzado a luchar en las arenas de tecno-gladiadores, donde demostró ser invencible y uno de los favoritos del público. Muchas veces trató de liderar a sus compañeros gladiadores en una revuelta, pero siempre falló.

Sin embargo, una vez tuvo éxito, y tras abrirse paso masacrando a través de la multitud llevó su improvisado ejército hasta las montañas del planeta, donde vivió varios años. Las ciudades civilizadas enviaron ejércitos para destruir a Angron, pero fueron totalmente eliminados. No obstante, el futuro ofrecía pocas dudas. Sus fuerzas tenían poco para comer en las áridas montañas, y se encontraban agotadas por la lucha constante.

La derrota parecía sellada cuando siete ejércitos bien equipados rodearon a Angron y a sus hambrientas fuerzas. Pero justo cuando la batalla estaba por comenzar, la flota del Emperador de la Humanidad arribó a la órbita sobre el planeta. El Emperador se teleportó al punto de despliegue de Angron con algunos fiables Adeptus Custodes.

El Emperador prometió a Angron una Legión hecha a su imagen, poder ilimitado y el tiempo de varias vidas para perfeccionar el arte de la conquista. Pero para su sorpresa, Angron se negó. Prefirió morir con sus compañeros luchando contra sus opresores. A su pesar, el Emperador volvió a su nave insignia.

Sin embargo, justo antes de que la batalla comenzase, el Emperador teleportó a Angron a la flota contra su voluntad, y tan solo pudo ver angustiado como aquellos que consideraba sus hermanos y compañeros eran rápidamente aniquilados.

Finalmente, Angron fue llevado a la flota de la XII Legión, los Perros de la Guerra. Teleportado a la nave insignia, inicialmente Angron se negó a tener nada que ver con su Legión, y cuando varios Capitanes trataron de hablar con él, los mató brutalmente, ya que el Emperador había ordenado que no se pusiera una mano sobre Angron. Al final, el Capitán Khârn de la 8ª Compañía de Asalto logró entablar una conversación con Angron, hablando sobre los rituales de los gladiadores de Angron y las tradiciones de los Perros de la Guerra. Convencido ya de su valía, Angron tomó control total sobre su Legión, a la cual renombró los Devoradores de Mundos, diciendo que formarían nuevas tradiciones juntos. Durante la Gran Cruzada, Angron logró muchas victorias, aunque algunos criticaron las tácticas extremas y sanguinarias que utilizó para asegurar la destrucción de sus oponentes.

Sin embargo, la unión de Angron y su Legión tuvo un precio muy alto para sus hijos. Como todos los gladiadores de su mundo natal, Angron recibió neuro-implantes especiales, que aumentaron increíblemente su agresividad pero que, como efecto secundario, también le ocasionaban incontrolables ataques de furia fuera de la batalla. Angron ordenó a sus Tecnomarines duplicar esta tecnología y a todos los reclutas que se sometiesen al proceso que los convertiría en guerreros agresivos y sin miedo. A pesar de las ventajas evidentes, el Emperador se disgustó, y ordenó que se detuviera. Angron no le hizo caso y continuó con la indeseable práctica en secreto.

Leman Russ vs Angron

Angron y Russ en combate

Esto llevó a los Devoradores de Mundos a ser criticados por su sed de sangre y su barbaridad por sus compañeros legionarios. Eran conocidos por sus rituales de sangre cuando no se encontraban en combate, y por competir unos contra otros por ver quién era capaz de tomar más cabezas enemigas en batalla.

Fue, debido a esto, que el Emperador mandó a Leman Russ a censurar a Angron, en lo que fue conocido como la Noche del Lobo, un enfrentamiento entre ambos Primarcas con un resultado incierto. Sin embargo, esto puso en evidencia que Angron no era realmente fiel al Emperador, y que en realidad sentía un gran resentimiento hacia él por no haberle permitido morir en Nuceria.

La Herejía de HorusEditar

"Que la historia recuerde bien mis palabras, pues no me importa en absoluto quién se siente en el Trono de Terra cuando amanezca el último día. Horus es un buen comandante, pero ese es el límite de mi admiración por ese arrogante y engreído bastardo. Me uní a su rebelión porque puedo tolerarle a él más fácilmente de lo que puedo soportar a la abominación que se hace llamar Señor de la Humanidad. ¿Quieres la verdad sobre mi vida y mi muerte? Yo soy Angron, el Devorador de Mundos, y ya estoy muerto. Morí hace más de cien años, en las montañas al norte de la ciudad que me esclavizó. Morí después de Desh'elika."

Angron
El Emperador envió a Horus para que volviese a someter a Angron; un error fatal, ya que Horus ya se encontraba corrupto por las fuerzas del Caos. Al ser un maestro psicológico, le dijo a Angron exactamente lo que quería oír: que el Emperador era un hombre débil carente de honor y que habría un lugar para él en un nueva orden, junto con la promesa de venganza contra los hermanos Primarcas que habían criticado su Legión. Angron no necesitó mayor convencimiento, y lanzó su Legión al lado de Horus cuando la Herejía de Horus estalló.

Istvaan IIIEditar

La primera acción de Angron como Primarca traidor fue en el planeta Istvaan III. Tras el ataque orbital que diezmó a las tropas traicionadas, Angron descendió al planeta en una segunda oleada de desembarco para acabar con los pocos supervivientes. Aunque en un principio esto enfureció al Señor de la Guerra, el resto de comandantes traidores comprendieron que en el momento la mejor oportunidad que podían tomar era seguir la carga del Ángel Rojo, por lo que llevaron a cabo un ataque a gran escala en el planeta.

Angron desembarcó al frente de 50 compañías de Devoradores de Mundos, y se dirigió hacia las posiciones en las que se encontraban sus antiguos subordinados. Debilitados tras la batalla anterior y el bombardeo, poco pudieron hacer contra la brutalidad de su padre y sus hermanos. Poco más se sabe de las acciones de Angron en Istvaan III, pero puede suponerse que siguió luchando en la superficie del planeta.

Cruzada de la SombraEditar

Lorgar Angron vs Ultramarines

Angron y Lorgar combatiendo contra los Ultramarines durante la Herejía.

Tras los eventos ocurridos en la Masacre de Istvaan V, Lorgar, Primarca de los Portadores de la Palabra, pidió a su hermano Horus la oportunidad de destruir a los Ultramarines como venganza a la humillación que estos les provocaron en Monarchia. Para esto, planeó un asalto a las fuerzas leales simultáneo en el planeta Calth, bajo el mando de Erebus y Kor Phaeron, y en el resto del Reino de Ultramar, bajo el mando del propio Primarca.

Sin embargo, como condición para lanzarse en esa cruzada, Horus obligó a Lorgar a juntarse con la Legión de Angron. Así, una gran parte de las fuerzas de ambas legiones se embarcaron hacia Ultramar junto a sus Primarcas.

Sin embargo, Angron despreciaba a Lorgar por considerarle un hombre débil, de cuerpo y mente. Debido a esto, incumplió en múltiples ocasiones sus órdenes y ordenó ataques sobre multitud de planetas sin importancia estratégica para la cruzada, destruyéndolos completamente, según se hacía más patente que la condición de Angron se volvía cada vez más inestable. Tras dejar una estela de 26 planetas arrasados a su paso, ambas legiones se enfrentaron por primera vez en una batalla de envergadura en el planeta Armatura.

En esta batalla, se hizo patente la degeneración a la que los Clavos del Carnicero habían llevado al Primarca y su Legión. Los Devoradores de Mundos se lanzaron sin pensar contra los Ultramarines, su padre al frente, y fueron atrapados en la trampa de los leales. El propio Angron se vio enterrado cuando dos edificios fueron derrumbados sobre él, noqueándole y haciéndole perder cualquier sentido. En esta situación, solo los Clavos pudieron ofrecerle fuerzas, y el Primarca entró en un frenesí que le permitió excavar varios metros, incluso kilómetros, con sus hachas para salir de la tierra. Esto destrozó sus hachas, por lo que cuando un Titán Warhound intentó aplastarles a él y su hermano Lorgar, que había acudido en su rescate, tuvo que detenerle con su propio peso, el tiempo suficiente para que sus tropas lo destruyesen.

Tras este episodio, Lorgar desveló a su hermano los miedos que pesaban sobre él: que los Clavos del Carnicero estaban matando a Angron, a una velocidad cada vez mayor, y que la única posibilidad de sobrevivir era volver a su planeta de adopción, Nuceria, y encontrar a alguien que pudiese comprender mejor este artificio. En un principio, Angron se negó, pero accedió a cambio de la promesa de destruir el planeta cuando acabasen. En realidad, y aunque su hermano no lo sabía, el plan de Lorgar era que su hermano alcanzase la demonicidad, pues solo así sería inmortal.

Angron regresa a Desh'elika Nuceria Herejía Devoradores de Ciudades

El Primarca Angron observa durante la Herejía el campo de batalla de su mundo natal de Nuceria donde murieron sus antiguos hermanos.

Tras su descenso en el planeta, lo primero que hicieron ambas Legiones fue visitar el lugar donde se desarrolló la batalla entre las fuerzas de esclavos y los esclavistas del planeta. Aquí, Angron lloró a sus hermanos caídos, y afirmó su odio hacia el Emperador por no haberle permitido morir junto a ellos. Tras esto, viajaron hacia la capital del planeta, donde descubrieron que la historia oficial sobre esa batalla fue que Angron había huído, dejando a sus hermanos detrás. Esto enfureció sobremanera a Angron, que no soportó las mentiras que se habían contado sobre él, y ordenó la destrucción de la ciudad, y posteriormente el resto del planeta.

Finalmente, cuando solo una ciudad quedaba en pie, alcanzó el planeta la flota de Ultramarines que tras salir victoriosos en Calth había perseguido a los Portadores de la Palabra siguiendo el rastro de destrucción desde Armatura. Esta flota fue comandada por el propio primarca Roboute Guilliman, y tal era su poder que solo la presencia en órbita de las dos naves insignia de las Legiones y una nave de clase Abismo pudieron evitar que el desembarco de tropas fuese superior incluso para las dos legiones unidas. En la batalla estelar que siguió, la Fidelitas Lex de los Portadores fue destruida, y la Conquistador asaltada, por lo que las tropas leales consiguieron desembarcar.

En tierra, la batalla no era menos cruenta. En el centro de esta, los Primarcas Lorgar y Guilliman se batieron con todo su poder, en una lucha alimentada por el odio que ambos sentían por el otro. En medio de la pelea, Angron atacó a Guilliman, perdido en su ansia de batalla, y acompañado por cráneos recuperados de sus hermanos caídos un siglo atrás. Aunque Guilliman estaba debilitado de su pelea anterior, consiguió golpear a Angron, destruyendo una de las calaveras, lo que solo le enfureció más. En este momento, Lorgar comprendió el velo entre el Espacio Real y la Disformidad se estrechó, y comenzó el ritual para convertir a Angron en un Demonio.

AscensiónEditar

Cantando salmos del Libro de Lorgar, el Primarca invocó la Tormenta de Ruina sobre el mundo de Nuceria, cubriendo los cielos y desatando una lluvia carmesí sobre el planeta formada por las almas de los muertos en cientos de mundos arrasados. Lorgar llamó a los Demonios de la Disformidad sobre Angron, bloqueando sus músculos y enviando fuego por sus terminaciones nerviosas hacia los Clavos del Carnicero y el cerebro de su hermano. Esto permitió huir a Guilliman, lo que no hizo sino aumentar el odio de Angron. Tras someter a Angron a unos instantes de agonía, su cuerpo empezó a cambiar.

Angron Demonio Nuceria

Angron tras su transformación

Relámpagos de energía disforme cayeron sobre Angron, quemando su piel y envolviéndole en una capa de fuego. Dentro de esta, los músculos del Primarca se expandieron y tomaron una forma nueva. Su carne se tornó roja, del color de la carne desnuda tras haber ardido, y sus huesos se fundieron y convirtieron en bronce. Sus botas se convirtieron en garras y sus colmillos en dagas afiladas, y todo su cuerpo onduló por las energías de la Disformidad.

En plena transformación, su primera acción fue salvar a su hermano del ataque de los últimos Bibliotecarios de los Devoradores de Mundos y del Dreadnought Lhorke, que habían atacado a Lorgar por temor a lo que la transformación de Angron supondría para la Legión. Destrozó el sarcófago de la máquina de un solo golpe, y mató a los 19 bibliotecarios, a cada uno de una forma, con sus nuevos poderes demoníacos. Con este acto, Angron completó su ascensión, bajo los ojos de toda su Legión, y entregó su alma al Dios de la Sangre. Los Clavos nunca más se clavaron en el cráneo del Demonio, y se convirtió en una bestia de puro odio.

Tras Nuceria, el Demonio Angron fue encerrado en las bodegas de la Conquistador, esperando a que su Legión adecuase la nave a sus deseos. Para esto, encomendó a Khârn el asesinato de 300 de los civiles de la flota, y la construcción de un trono con sus cráneos. Desde las bodegas, la presencia del Primarca cambió tanto la nave como a sus tripulantes. Sus rugidos hacían que sangre supurase por las paredes, y cada vez que sus hijos lo escuchaban, entraban en un frenesí de asesinato, dando muestras de la caída de la Legión en la adoración de Khorne. Salvajes y brutales, los Devoradores de Mundos encontraron rápidamente un nuevo señor en forma del Dios de la Sangre, que demandaba eternamente sacrificios y cráneos. Angron condujo su Legión a su adoración, y su forma mutó en una retorcida mostruosidad roja que empuñaba una brillante Espada Rúnica.

Reunión en UllanorEditar

Durante los últimos compases de la Herejía de Horus, el Señor de la Guerra ordenó a sus hermanos reunir las fuerzas de sus legiones en el planeta Ullanor, donde el Emperador había reunido a todos los Primarcas por última vez. Sin embargo, Angron no acudió a la llamada, pues su Legión se había embarcado en una cruzada de masacres por la Galaxia, y Horus envió a Perturabo y a sus Guerreros de Hierro a buscarle, para llevarle de vuelta a Ullanor.

Tras una larga búsqueda, los Guerreros de Hierro encontraron a los Devoradores de Mundos en el planeta Deluge. Los Marines sedientos de sangre habían convertido el planeta en un páramo cubierto de cadáveres, y en cuanto vieron a sus primos se lanzaron al ataque contra ellos. Dirigiendo a los Devoradores de Mundos se encontraba el propio Angron, que se enfrentó en combate singular a Perturabo. Aunque la fuerza del Primarca Demonio era muy superior a la de su hermano, Perturabo resistió sus golpes, y apeló al pasado de su hermano recriminándole que había pasado de ser un esclavo en su juventud a ser ahora un esclavo del Caos.

Utilizando la misma técnica que Leman Russ había utilizado durante la Noche del Lobo, Perturabo rodeó a su hermano con sus robots del Círculo de Hierro, rodeándolo y acribillando al Demonio. En este momento, apareció una flota de los Ultramarines en la órbita del planeta y Angron, en su estado de locura sangrienta, amenazó a su hermano, diciendo que así morirían los dos. Sin embargo, Perturabo recurrió a la furia de su hermano, recordando que ya una vez había visto morir a sus guerreros mientras no podía hacer nada, y preguntándole si iba a permitir que sus Devoradores de Mundos sufriesen el mismo destino que los esclavos de Nuceria. Esto impulsó a Angron a recurrir a sus poderes, creando una tormenta disforme en la órbita del planeta, que permitió a las dos Legiones escapar rumbo a Nuceria.


Tras la HerejíaEditar

Angron demonio

Angron, Primarca Demonio de Khorne.

Después de su llegada al Ojo del Terror, Khorne elevó a Angron al rango de Príncipe Demonio y le concedió el mando de un Mundo Demoníaco. Angron tomó su Espada Negra, una poderosa Espada Demonio, y dejó atrás sus Hachas Sierra gemelas Desmembradora y Destripadora, la última de las cuales es utilizada por Khârn el Traidor

El Dominio de FuegoEditar

Durante la mitad del M38, Angron y cincuenta mil Berserkers de Khorne masacraron a su paso a través del espacio imperial durante más de dos siglos. Este incidente es conocido como el Dominio de Fuego. Las guerras y las rebeliones de las fuerzas de Khorne provocaron estragos en más de setenta Sectores. Al final, se necesitaron cuatro Capítulos de Marines Espaciales, dos Legiones Titánicas y más de treinta Regimientos de la Guardia Imperial para retomar lo que el Imperio había perdido. Desde entonces, el noventa por ciento de la superficie ha sido recuperada por las fuerzas de la Humanidad.

La Primera Guerra de ArmageddonEditar

Artículo principal: Primera Guerra de Armageddon.

En el 444.M41, Angron invadió el Mundo Colmena imperial de Armageddon. Dirigió a 4 Compañías de los Devoradores de Mundos y a una hueste demoníaca contra los defensores locales y sus aliados Lobos Espaciales hasta que fue devuelto a la Disformidad por una fuerza de élite de 100 Exterminadores Caballeros Grises.

ArmamentoEditar

Angron vestía la Armadura de Marte, diseñada a imagen y semejanza de la que vestía en sus tiempos de gladiador en Nuceria, e iba armado con tres armas terribles: Desmembradora y Destripadora (dos arcaicas hachas sierra gemelas), y Horno de Odio (una pistola de plasma artesanal). Además llevaba granadas de fragmentación.

Otras hachas sierra que empleó durante la Gran Cruzada fueron la Hacedora de Viudas, un modelo primitivo que se rompió peleando contra Leman Russ en la Noche del Lobo, y Diente de Bronce, un arma enorme que precedió a Desmembradora y Destripadora y que fue regalado a Lorgar al inicio de la Cruzada de Sombra.

Tras su transformación en Príncipe Demonio, Angron pasó a usar una espada Demonio conocida como la Espada Negra, que fue forjada para él por el Mechanicum Oscuro.

Citas célebresEditar

"¿Qué sabrás tú de la lucha, Hijo Perfecto? ¿Cuándo has luchado tú contra la mutilación de tu mente? ¿Cuándo has tenido que hacer algo más que enumerar conquistas y pulir tu armadura? [...] La gente de tu mundo te llamó Magno. La gente del mío me llamó Esclavo. ¿Cuál de nosotros dos aterrizó en un paraíso de civilización para ser criado por un padre adoptivo, Roboute? ¿Cuál de nosotros recibió ejércitos que dirigir tras ser entrenado en los salones de los altos jinetes de Macragge? ¿Cuál de nosotros heredó un reino fuerte y culto? ¿Y cuál de nosotros tuvo que alzarse contra un reino sin nada más que una horda de esclavos muertos de hambre? ¿Cuál de nosotros fue un niño esclavizado por un mundo de monstruos, con su cerebro cortado a cuchillo? Escucha a tus despojos vestidos de azul gritar cosas sobre coraje y honor, coraje y honor, coraje y honor. ¿Conoces siquiera el significado de esas palabras? Coraje es luchar contra el reino que te esclavizó, sin importar que sus ejércitos superen a los tuyos diez mil a uno. No sabes nada del coraje. Honor es resistirse a un tirano cuando todos los demás chupan y engordan con la hipocresía que este les da de comer. No sabes nada del honor."

Angron hablando a Roboute Guilliman durante su duelo en Nuceria, su mundo natal original

"¡Qué mentiras más bonitas! Luchamos por las mismas razones por las que el hombre siempre ha luchado; por tierras, recursos, riqueza y por cuerpos que pudieran alimentar los engranajes de la industria. Peleamos para silenciar a todo aquel que se atreve a respirar y a murmurar una opinión distinta a la nuestra. Combatimos porque el Emperador quiere tener todos los mundos en sus manos. Lo único que él conoce es la esclavitud pintada con una inocente capa de sumisión. El concepto mismo de libertad le horroriza."

Angron hablando a Leman Russ durante su duelo en Ghenna

MiniaturasEditar

  • Angron, Primarca Traidor (Forge World).
  • Angron, Primarca Demonio (Epic).

Leer másEditar

Primarcas.

Devoradores de Mundos.

Príncipe Demonio.

Khorne.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Index Astartes III.
  • Codex: Marines Espaciales del Caos (4ª Edición).
  • La Huida del Cuervo (Audiolibro), por Gav Thorpe.
  • Traidor, por Aaron Dembski-Bowden.
  • White Dwarf 150 y 279 (Edición inglesa).
  • Slaves to Darkness, por John French.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.