FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Emblema de la Sagrada Inquisición
"¿Quién eres tú para creer que conoces el deseo del Emperador? Sus planes son solo Suyos. Es suficiente para nosotros saber que sus grandes deseos se revelarán como Él los previó, y que la colosal arrogancia demostrada por aquellos que declaran actuar en su nombre es una muestra de peligrosa herejía."
Inquisidor Ario Barzano


Los Amalatianos son una de las facciones ideológicas Puritanas de la Inquisición. Ellos creen que todos los eventos pasados y futuros suceden conforme a los planes del Emperador, y que tratar de cambiar esto es una afrenta en contra del Divino Señor de la Humanidad. El cometido de los Amalatianos es mantener el status quo del Imperio, y trabajan para identificar y destruir a cualquier persona u organismo que pueda desestabilizar el poder del Imperio desde fuera o desde dentro. Ellos creen que la unión hace la fuerza. El cambio es el mayor enemigo, por lo que siempre tratan de mantener el orden de las cosas y destruirán a cualquiera que se atreva a cambiarlo.

HistoriaEditar

"No concibo una forma mejor de servir, ni una forma mejor de ser Inquisidor"
Gregor Eisenhorn. Inquisidor de la Ordo Xenos


Los primeros días del M41 fueron prometedores y de portadores de un gran optimismo, fue un tiempo para la reconstrucción física y espiritual. Se decretó que se realizaría un Cónclave en el Monte Amalath en el planeta Gathalamor, donde dignatarios militares, religiosos y políticos se reunirían para renovar sus juramentos hacia el Emperador. Se dice que los Señores de ochocientos Capítulos del Adeptus Astartes viajaron desde todos los rincones de la galaxia para unirse a esta renovación de la fe. Después de jurar su lealtad al Trono Dorado, el Lord Solar Macharius inició una Cruzada en el oeste galáctico que reclamaría más de un millar de mundos para el Señor de la Humanidad.

Dentro de los rangos de la Inquisición estaba creciendo un sentimiento de que los eventos se estaban produciendo según los planes del Emperador, y que el sentimiento de perdición que se había esparcido a lo largo del Imperio durante la Plaga del Descreimiento y el Reinado del Terror había terminado finalmente. Muchos Inquisidores fueron influenciados por los numerosos Predicadores apasionados en Gathalamor, y juraron que ninguno amenazaría la fuerza que el Imperio estaba recuperando lentamente. Este grupo de Inquisidores fue conocido como los Amalatianos y decretaron que se esforzarían siempre en mantener el orden, y destruirían a aquellos que buscasen desestabilizar al Imperio.

CreenciasEditar

Los Amalatianos creen que el Dios-Emperador tiene un plan divino, y trabajan en pro de la estabilidad del Imperio hasta que de a conocer ese plan. Deploran las facciones y las luchas internas. A veces resulta una ironía dolorosa que sus creencias lo señalen como una facción dentro de la espiral política de la Inquisición. Ellos se consideran la inconmovible columna vertebral del Imperio, sus anticuerpos, encargados de combatir la enfermedad, la locura, el daño, la invasión. Un Amalatiano se precia de trabajar con las estructuras de la sociedad imperial, ni pasándolas por alto ni excediéndose en su cumplimiento.

Los Amalatianos son hombres y mujeres que se jactan de ser fiables y equilibrados. Valoran el conocimiento aprendido de un Sabio tanto como el de un consejero táctico veterano de la Guardia Imperial, y siempre escuchan a cada uno de sus compañeros antes de decidir sobre el curso de acción de sus misiones. Están menos preocupados con las amenazas tradicionales como la herejía, la hechicería y la mutación que otras facciones dentro de la Inquisición, excepto en ocasiones cuando estos se encuentran manipulados por sus enemigos. Los Amalatianos suelen mantener los conflictos con las demás organizaciones imperiales al mínimo, dado que creen en el mantra original de la Inquisición de "fortaleza mediante la unidad". A lo largo del Imperio, los Amalatianos buscan calmar las situaciones volátiles y prevenir los cambios rápidos. Dicen que los eventos han sucedido como el Emperador los había previsto y que forzar el cambio en su nombre es una muestra de total arrogancia, porque nadie puede saber realmente los deseos de Su Divina Majestad. Por lo tanto es su deber sagrado proteger al Imperio de aquellos que buscan hundirlo en la anarquía y así permitir que el plan del Emperador se lleve a cabo en el tiempo que él había previsto.

Muchos seguidores del cambio dentro del Imperio acusan a los Amalatianos de no tomar una posición proactiva en la defensa de la Humanidad y confiar solamente en su fe. Sin embargo los Amalatianos saben que el Emperador es infalible y que tratar de conocer su plan es querer comprender el razonamiento de un Dios, y ningún mortal debe atreverse a eso.

ReclutamientoEditar

Para lograr sus objetivos, los Amalatianos trabajan usualmente con agentes de otras organizaciones y generalmente tienen buenas relaciones con los agentes del Adeptus Arbites, las Órdenes Famulatas del Adepta Sororitas y los Marines Espaciales.

FuentesEditar

  • Dark Heresy: Ascension (Juego de Rol).
  • Xenos, por Dan Abnett. Libro 1 de la Serie Eisenhorn.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.