Wikihammer 40k
Wikihammer 40k
10 798
páginas
Impriwars banner.jpg

Altansar1.jpg

"Le llaman la Maldición de Dathedian. Trae pesadillas, engendra mentiras y roba la concentración. Sin embargo, para aquellos que tienen el acero interior para aprovecharla, esta les brinda una gran fuerza. Te lo demostraré mañana, cuando escriba la condenación de nuestros enemigos con su propia sangre."

Iara, Alta Bruja del Consejo Negro de Altansar.

Altansar es un pequeño Mundo Astronave Asuryani que sobrevivió a la Caída de los Aeldari pero quedó atrapado en el Ojo del Terror en un plazo de quinientos años, siendo el único superviviente el Señor Fénix Maugan Ra. A finales del M41, el Mundo Astronave regresó al espacio real, no sin despertar los recelos de sus hermanos.

Historia[]

Aeldari del mundo astronave Altansar

Altansar fue uno de los muchos Mundo Astronave, pequeños y grandes, que consiguieron salvarse del cataclismo que supuso la Caída. Consiguió sobrevivir a las ondas de choque psíquicas que provoco el nacimiento de Slaanesh. Pero para su desgracia, quedarían atrapados por el pozo gravitatorio del Ojo del Terror y lentamente se vieron arrastrados hacia él. Los Aeldari de este mundo lucharon con la desesperación de los acorralados para evitar ese infausto final, pero finalmente, tras 500 años de lucha sin cuartel contra las criaturas de la Disformidad, Altansar fue engullido.

El único habitante que se salvó fue Maugan Ra, el Cosechador de Almas, Señor Fénix y fundador del Templo de los Segadores Siniestros. Asimismo logró llevarse a Maugetar, su legendaria arma y reliquia de Altansar. Al caer, todas las sendas por la Telaraña que llevaban a este mundo fueron selladas y sus portales cerrados y protegidos para evitar que otros lugares habitados por Aeldari fuesen atacados por la retaguardia.

Rescate[]

A finales del M41, cuando el Ojo del Terror vomitaba Demonios y Marines Espaciales del Caos en preparación de la 13ª Cruzada Negra de Abaddon, Maugan Ra emprendió una peligrosa búsqueda de su hogar, sin expresar jamás qué le motivó a ello o la información que le impulsó a tal acción. Sin embargo, logró lo imposible: de alguna manera, los habitantes de Altansar habían perdurado, aunque no sin cambios profundos. Maugan Ra les guio por una ruta de escape hacia el espacio real, emergiendo en la Puerta de Cadia. No obstante, en el consejo de guerra posterior a su regreso, los demás Asuryani les trataron con abierta sospecha y desconfianza.

Aunque sus méritos son irrebatibles, los Altansari son reservados e inquietantes, hablando únicamente en susurros. Existe una pregunta que sobrevuela los círculos de líderes Aeldari, aunque nunca se hace en presencia de Maugan Ra: ¿Cómo podría cualquier Aeldari vivo permanecer intacto ante las depredaciones del Ojo del Terror durante tantos milenios?

Una galaxia nueva; un dios viejo[]

Tras el despertar de Ynnead y la Batalla de Biel-Tan, Eldrad Ulthran declaró ante el Consejo de Videntes de Ulthwé que Yvraine y sus seguidores debían ser llevados hasta ellos lo más rápidamente posible. Gracias a sus artes, el plan surtió efecto, e Yvraine agradeció el gesto, al tiempo que Eldrad trataba de convencer sin éxito a sus hermanos de que debían buscar las Espadas Ancestrales de Morai-Heg para despertar por completo a Ynnead.

La votación no iba a su favor cuando una delegación de Altansar, encabezada por el Brujo Guentilian Hoja de Ónice, apareció en el Domo de Videntes de Cristal. El ambiente se tornó insoportable por los recelos de los demás Aeldari, hasta el punto de llegar a las amenazas, pero la cuestión principal quedó zanjada cuando Kysaduras el Anacoreta, el más sabio de los Videntes de Ulthwé, declaró que los Ynnari debían marcharse sin más apoyo de Ulthwé que el de unos pocos voluntarios.

Altansar proporcionaría un contingente indeterminado a la búsqueda Ynnari de la quinta y última espada en Belial IV, en el Ojo del Terror. Ante la perspectiva de regresar a dicho infierno, Guentilian decidió sacrificar su alma a Ynnead y darle su Gyrinx como mascota a Yvraine.

Acontecimientos recientes[]

Se sabe que Altansar intentó robar el artefacto legendario conocido como los Guanteletes de Púas de Avitus al Ordo Tempestus, pero sus planes fueron frustrados por el 55º Regimiento de Águilas Kappa del Militarum Tempestus.

Asimismo, este Mundo Astronave, junto con tropas de Biel-Tan, Saim-Hann, Telennar y Lugganath ha proporcionado 18 huestes en auxilio de Kinshara, defensor del Archipiélago Laevenir y sus once mundos vírgenes ante la acometida de la Flota Enjambre Ouroboros.

Por otra parte, Altansar lucha junto a las fuerzas imperiales en la defensa de Sangua Terra, dentro de la campaña de Abaddon el Saqueador para cerrar el Guantelete Nachmund, enfrentando a su flota con la del Revientaplanetas en cuanto surgió de la Gran Fisura.

Además, existen informes sin confirmar de que hay un contingente luchando por el control del planeta Arkhona, mundo fortaleza del sistema Kharon, en el Segmentum Obscurus.

Personajes notables[]

  • Guentilian Hoja de Ónice - Brujo.

Reliquias[]

  • Coro de Hueso Espectral de Altansar - Poco se sabe de este artefacto, más allá de que se encuentra en posesión de Trazyn el Infinito, ocupando uno más de los expositores de sus Galerías de Solemnace.

Apariencia[]

Heráldica[]

La runa del Mundo Astronave Altansar es conocida como la Cadena Rota, que hace referencia no sólo a la huida de Kurnous e Isha de las mazmorras de Khaine sino también a la ruptura de las cadenas que atan a Vaul a su yunque. El bucle infinito sobre la runa del mundo se adoptó a partir del momento en que el Mundo Astronave escapó de una eternidad de condenación en el Ojo del Terror.

Colores[]

El púrpura rojizo teñido de sus armaduras evoca los mares de sangre derramada por su gente en defensa del mundo astronave; el blanco los huesos de sus antepasados. Los guerreros de Altansar también visten el color negro en honor a Maugan Ra, el primero de los Segadores Siniestros, porque fue él quien los encontró y los liberó del Ojo del Terror.

Miniaturas[]

Conflictos de canon[]

Tras la campaña interactiva del Ojo del Terror (3ª Edición), el trasfondo de la primera versión de la 13ª Cruzada Negra quedó de tal forma que la participación de Altansar quedó circunscrita a su rescate por Maugan Ra y la intervención de tropas en la reconquista de mundos tales como Belial IV. Sin embargo, a partir de la 6ª Edición obviamente esto nunca ha sucedido y la odisea del Señor Fénix en busca de su hogar fue situada a finales del M41, borrando o ignorando su participación en la nueva versión de la Cruzada Negra o reescribiendo la trama de Belial IV, como vemos en Gathering Storm: La Fractura de Biel-Tan (7ª Edición).

En el capítulo diez de la novela de los Cuervos Sangrientos Dawn of War: Tempestad (C.S. Goto, 2006), Jonah Orion le cuenta a Gabriel Angelos la historia del Saqueo del Reclusium de Etiamnun III, un planeta en la Franja Este que fue cedido al Imperio por los Aeldari de Altansar antes de que se perdieran en el Ojo del Terror. Erratas de la novela con los nombres al margen, y habida cuenta de que el Imperio no existiría como tal hasta mucho después de la Caída de los Aeldari, el error es grosero.

Fuentes[]

  • Codex: Eldars (4ª Edición), págs. 15 y 57.
  • Codex: Eldars (6ª Edición), págs. 17 y 61.
  • Codex: Militarum Tempestus (6ª Edición), pág. 16.
  • Codex: Mundos Astronave (7ª Edición, digital), págs. 41, 180 y 305.
  • Codex: Mundos Astronave (8ª Edición), págs. 24, 28, 50 y 68.
  • Codex: Necrones (9ª Edición), pág. 33.
  • Gathering Storm: La Fractura de Biel-Tan (7ª Edición), págs. 49, 50, 80 y 82.
  • Despertar Psíquico: El Renacer del Fénix (8ª Edición), págs. 10 y 47.
  • Warhammer 40,000: Reglamento (9ª Edición), págs. 162 y 163.
  • Dawn of War: Tempestad, por C.S. Goto, cap. 10.
  • White Dwarf nº 287 (Nov. 2003, Edición inglesa), Eye of Terror Campaign: Death By A Thousand Cuts.