FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Thiel

Sargento Aeonid Thiel

Aeonid Thiel fue un Sargento de la 135ª Compañía del 13º Capítulo de los Ultramarines, que se distinguió durante la Batalla de Calth por su adaptabilidad y pensamiento heterodoxo.

HistoriaEditar

Los Ultramarines desarrollaron por sistema una serie de "teorías" sobre el combate, tanto personal como táctico, contra todo tipo de xenos y humanos. Thiel, sin embargo, fue censurado por sus superiores por teorizar sobre combates entre Marines Espaciales. Sintieron que este escenario era imposible, llegando incluso al punto de la traición, pero Thiel defendía sus razonamientos, defendiendo que los Marines eran los guerreros más formidables de la Galaxia, y como tal había que tener en cuenta sus fortalezas y debilidades.

Sus superiores, sin embargo, no estaban convencidos y fue enviado a la nave insignia Honor de Macragge para ser reprendido por el Señor del Capítulo Antoli, y probablemente por el mismísimo Primarca Guilliman. Mientras esperaba a sus superiores, decidió que ya se encontraba en el mayor problema en el que podía estar, y pasó el tiempo practicando con las exóticas armas de combate cuerpo a cuerpo de la colección privada de su Primarca. Cuando los Portadores de la Palabra lanzaron su traicionero ataque, la Honor de Macragge fue invadida por una horda de demonios invocados desde la Disformidad. Thiel descubrió rápidamente que los demonios eran más vulnerables al fuego y las armas de combate cuerpo a cuerpo que a las armas de fuego tradicionales. Se abrió paso hasta el puente de mando, donde salvó al Señor del Capítulo Marius Gage de otro demonio.

Thiel explicó a Gage su tesis de que, en una batalla entre hermanos, la mayor debilidad de los Ultramarines radicaba en que eran demasiado predecibles, mientras que la mayor ventaja de los Portadores era el impacto de su traición; la única manera por la que los Ultramarines podían tomar la iniciativa era usar tácticas y estrategias heterodoxas y atacar a sus antiguos hermanos con la mayor ferocidad posible. Gage aprobó rápidamente la lógica de Thiel, y le encargó dirigir a los grupos de Ultramarines contra los demonios de la nave.

Más tarde, Thiel fue uno de los cincuenta Ultramarines que acompañaron a Guilliman en el ataque contra las baterias de defensa orbital ocupadas por Kor Phaeron y su guardia de élite, los Gal Vorbak. Thiel luchó con valentía, pero fue incapaz de impedir la huida de Kor Phaeron. Tras esto, viajó a Calth para pasar muchos años luchando contra los Portadores de la Palabra. Fue en este tiempo cuando luchó y acabó con la vida del Apóstol Oscuro Kurtha Sedd

Tiempo después, Thiel pidió una audiencia con Guilliman, con la esperanza de informarle sobre la situación. El Primarca accedió, pues valoraba la forma de ser honesta y concisa del Sargento. Durante la audiencia, Thiel pidió a Guilliman reunirse con su escuadra, todos "huérfanos" de escuadras destruidas previamente en Calth, las cuales se reunieron bajo la guía de Thiel. El Primarca accedió de nuevo. Este acto casi le cuesta la vida a Guilliman, ya que Thiel y su escuadra resultaron ser agentes de la Legión Alfa que dispararon a Guilliman a bocajarro con sus Bólter, aunque el Primarca pudo matarles a todos antes de desfallecer. Las investigaciones consecuentes no pudieron determinar si este era el verdadero Thiel, o si los asesinos simplemente les habían suplantado en el viaje a Macragge. De ser esto cierto, tampoco fue posible saber si el verdadero Thiel seguía vivo en alguna parte de Calth.

LegadoEditar

Durante la Gran Cruzada, los Ultramarines censurados llevaban marcas rojas en el casco. Durante la Batalla de Calth, Guilliman ordenó que los oficiales que le acompañaran al ataque sobre la plataforma de defensa pintaran sus cascos de rojo, ya que quería un código visual claro que los Ultramarines pudieran seguir. Además, tras las muestras de coraje que Thiel mostró en esa batalla, declaró que a partir de entonces el rojo se consideraría una marca de honor, en lugar de un desprecio.

Inmediatamente tras la Batalla de Calth, se volvió obligatorio para los Sargentos el llevar cascos rojos como muestra de su rango, tradición que se continuó durante los diez mil años siguientes.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés

  • La Batalla de Calth, de Dan Abnett.
  • Mark of Calth, de Laurie Goulding.
  • Censure (Audiolibro), de Nick Kyme.
  • The Unremembered Empire, de Dan Abnett.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.