FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Icono Adeptus Arbites Wikihammer

Símbolo del Adeptus Arbites

El Adeptus Arbites es la organización que sirve como fuerza de policía galáctica del Imperio de la Humanidad y su objetivo es hacer respetar las leyes del Emperador (la Lex Imperialis) en todos los mundos controlados por el Imperio.

Los Altos Señores de Terra les han concedido el derecho de servir como jueces, jurados y verdugos sobre cualquier ciudadano y en cualquier lugar donde descubran que ha infringido la ley imperial ya que el concepto de “debido proceso” no es el que se aplica generalmente en el Imperio. Sin embargo, en aquellos casos que la ley imperial no es clara, el acto cometido es verdaderamente atroz o el autor goza de una posición de alto rango, se procederá a trasladar a la persona a la Fortalezas de Distrito para que sea juzgado por un Juez del Arbites, el cual si es necesario ejecutará la condena de forma inmediata.

La Justicia Imperial es rápida y segura aunque a veces no sea siempre justa. Además no se toman a la ligera acusaciones por parte de Gobernadores Planetarios o cárteles industriales de sus métodos o resultado de sus intervenciones.

HistoriaEditar

Arbitradores Escopeta de Asalto Sentinel Mundo Helado Armadura de Caparazón Adeptus Arbites Wikihammer

Escuadra del Adeptus Arbites

"Por supuesto que sé quién eres. Eras el Gobernador de este lugar hasta que diste la espalda al gobierno legítimo. Ahora, estás muerto."
Mariscal Ranx Wayner


Es sólo a través de la vigilancia constante y de la ejecución brutal de la ley que el Imperio puede sobrevivir y son los miembros del Adeptus Arbites los que llevan a cabo esta función. Mientras los ejércitos de la Guardia Imperial combaten contra los alienígenas y protegen los planetas de la humanidad de la amenaza exterior, los Arbites luchan contra los rebeldes, los reincidentes y las amenazas que acechan al Imperio desde su interior. Los Arbites operan según su criterio, sirviéndose de su duro entrenamiento y avanzado armamento para enfrentarse a enemigos que puedan superar a los Ejecutores locales o incluso para hacer frente a un gobierno planetario corrupto. No tienen remordimientos, piensan como una sola mente sin perdonar ni olvidar ni un delito y persiguen a sus presas sin descanso hasta que la justicia del Emperador es aplicada.

Aunque la sede del Adeptus Arbites es la Sala del Juicio en Terra, los Arbitradores están estacionados en casi todos los mundos imperiales en recintos fortificados llamados Fortalezas de Distrito y son reclutados en las instalaciones de las Schola Progenium del Adeptus Ministorum (escuelas de la Eclesiarquía para los huérfanos de los funcionarios imperiales que han dado sus vidas al servicio del Emperador) de todo el Imperio.

Los Arbites no tienen piedad o compasión con las transgresiones de los ciudadanos imperiales. Los largos años de servicio tratando con la escoria de la galaxia ha hecho que muchos de ellos sean personas cínicas y amargadas. Otros se han convertido en fanáticos religiosos que ven la divina mano del Emperador en el texto de la ley y que el castigo para aquellos que la infringen solamente puede ser la muerte. Algunos llegan a mantener preceptos idealistas para poner orden en el Imperio pero la abrumadora realidad del sinfín de crímenes constantes y en ocasiones horribles e inhumanos, erosionan tales nociones con mucha rapidez. La llegada de una patrulla de Arbites rara vez es bienvenida dada la forma brutal en que operan durante sus investigaciones, detenciones y ejecuciones, a pesar de que su intervención podría significar el fin de actividades criminales o la detención de funcionarios imperiales o planetarios corruptos.

Adeptus arbites peloton

Pelotón del Arbites

Los Arbites deben lidiar con agencias gubernamentales locales ineficaces o corruptas. A menudo son estas las peores enemigas de un Adeptus Arbites al tener que hacerse cargo de una situación local, poniéndose al mando de los Ejecutores de una ciudad colmena, de una estación orbital, o incluso de todo un planeta para purgarlo de la delincuencia y la corrupción mediante una serie de redadas sangrientas e implacables. En los mundos imperiales los Adeptus Arbites son la ley última y absoluta, respondiendo sólo ante sus comandantes y ante los Jueces de sistemas enteros y nunca ante las autoridades locales. Es una tarea ingrata; siempre anónimos tras el casco de Arbites solamente reciben el miedo y odio que causan sus actos. 

Los miembros del Adeptus Arbites son el último baluarte contra rebeliones heréticas y otras importantes amenazas. Sus recintos-fortaleza son con frecuencia los últimos bastiones de la dominación imperial en revoluciones o invasiones, resistiendo hasta el final mientras se alerta a agencias imperiales externas de la grave situación. Cada miembro sabe que si cae le seguirá el planeta. Para sobrevivir en un ambiente tan hostil, los Arbites no deben mostrar duda alguna, ni arrepentimiento o compasión por aquellos que protegen y que hay que considerar a todos los ciudadanos culpables hasta que se demuestre lo contrario.

Los Adeptus Arbites se enfrentan a la tarea monumental de hacer cumplir la ley sobre incontables mundos imperiales. Aquellos que toman los juramentos, se visten con la armadura de caparazón y empuñan las mazas de energía son a menudo personas obsesivas y despiadadas, que perciben la ley como la extensión de la voluntad del Emperador sobre sus súbditos y su cumplimiento es un deber sagrado.

Ya sean expertos en combate o poseedores de una aguda mente, los Arbites saben que se enfrentan a un enemigo implacable y despiadado, al que deben hacer frente con todos los medios a sus órdenes. Ser parte de esta organización significa alejarse irremediablemente de su entorno, ya que después del entrenamiento en la Schola Progenium, los Arbites nunca son asignados al planeta de su nacimiento. Una vez que un hombre se pone la oscura armadura distintiva de un Arbites deja de ser simplemente un hombre y se convierte en un representante del Imperio para asegurar el cumplimiento de la ley planetaria Imperial.

Los Arbites están continuamente activos en la investigación y ejecución de la ley ya que el crimen nunca duerme. La población los supera en número de forma abrumadora por lo que es esencial detectar y aplastar el crimen antes de que se extienda con demasiada fuerza. En muchos mundos se desata un masivo poder de fuego ante la menor insinuación de resistencia y a menudo se reacciona ante los crímenes antes de que ocurran arrestando preventivamente a ciudadanos que están "en riesgo" de convertirse en delincuentes. Los Arbites son expertos en conflicto urbano y en control de multitudes, con una comprensión absoluta de las sociedades imperiales, de la naturaleza de los repletos bloques de habitáculos de un mundo colmena superpoblado o de los primitivos pueblos de un mundo salvaje, dado que para cada caso existen tácticas especiales de actuación.

Los Arbites se aprovechan a menudo de las redes de Vox locales para desarrollar redes de espionaje e informantes e incluso llegan a infiltrarse en las organizaciones sospechosas para atrapar a los transgresores mediante ataques quirúrgicos en los que su armamento y formación superior pueden prevalecer sobre fuerzas enemigas de mayor tamaño. Tales investigaciones requieren largas horas de dedicación, paciencia, astucia y un arduo trabajo de investigación para erradicar las violaciones de la ley imperial y obviar la miríada de delitos contra autoridades menores. Sus vidas son a menudo el riesgo, y no sólo de su presa criminal. Durante el curso de una investigación pueden salir a la luz todo tipo de asuntos, incluyendo los secretos de individuos poderosos. En estos casos, un Arbites puede tener que enfrentarse a un peligro mayor proveniente de sus aliados supuestamente leales que de la escoria contra la que está llevando a cabo la investigación.

Agentes de la Lex Imperialis Editar

Arbites juez

Juez del Adeptus Arbites

"Ningún escudo podrá desviar la espada de la justicia."
meditaciones del Adeptus Arbites

Del Adeptus Arbites proceden los temibles Arbitradores. A veces incorrectamente bautizados como “jueces” entre el grueso de la población del Imperio (los jueces son un rango específico en la organización del Adeptus Arbites), estos hombres y mujeres son estoicos en su deber y, sin duda alguna, totalmente leales al Imperio. Los Inquisidores suelen ir en su busca si necesitan un acólito de confianza que esté entrenado para tener la cabeza fría en situaciones tensas, esté endurecido en la batalla y su fe esté más allá de cualquier reproche.

Los Arbitradores son famosos por su resistencia y celo prodigioso y por su capacidad para sobrevivir a todo tipo de heridas y penalidades en su búsqueda para atrapar a una presa. Los Arbitradores son decididos y valientes y exigen absoluta obediencia de los ciudadanos con los que entran en contacto. Cuando los disturbios civiles y la delincuencia amenazan la estabilidad de un planeta, los arbitradores siempre están en el frente: inquebrantables, comandando a las fuerzas del orden locales y dando caza a los agitadores para restaurar la ley y el orden.

Funciones y deberesEditar

En la mayoría de los millones de mundos del Imperio, el crimen es la moneda corriente. No sólo los pequeños delitos de los ciudadanos que buscan un beneficio personal, sino el crimen organizado a una escala ni siquiera imaginada en el pasado de la humanidad: subsectores y planetas enteros han estado esclavizados por cárteles ilegales y organizaciones criminales e incluso Gobernadores Planetarios rebeldes que han dado la espalda al Imperio y tratan su dominio como un feudo propio, reclamando los recursos naturales del planeta, la mano de obra y las riquezas para su propio beneficio personal. En estas situaciones extremas corresponde al Adeptus Arbites defender los derechos del Imperio y prevenir que subsectores enteros queden sin control durante generaciones o incluso permanentemente. El Adeptus Arbites tiene poco interés en delitos menores como el robo, el asesinato o la evasión de impuestos, ya que estos son responsabilidad de las fuerzas planetarias locales salvo que afecten directamente al Imperio, o se perpetren contra funcionarios imperiales o de alguna manera amenacen la seguridad de un planeta. El Adeptus Arbites existe para mantener el orden a escala mayor, para erradicar la corrupción, mantener el flujo del diezmo imperial y para protegerse contra la brujería.

En caso de tener que controlar las masas suelen utilizar sus vehículos blindados Rhino a los que han modificado con cañones de agua de alta presión y gracias a su severo entrenamiento con los escudos y los impactos precisos de las porras de energía o Maza de energía proporcionan a los Arbites el espacio suficiente para replegarse.

Las leyes del Imperio de la Humanidad son un complejo entramado de tradiciones, obligaciones y costumbres locales. Por lo tanto pueden variar de mundo a otro o de sector en sector, con cada gobernador planetario o prefecto local capaz de pronunciar leyes propias. Mientras que cada planeta imperial avanzado posee sus propias leyes y fuerzas de policía planetaria locales conocidos generalmente como Ejecutores, los Arbites son responsables de hacer cumplir las leyes más generales del Imperio, la Lex Imperialis, asegurando que los gobernadores planetarios no conspiran contra el dominio imperial y que se cumplan todas las leyes y decretos imperiales. El Adeptus Arbites también sirve para mantener a los gobernadores planetarios en jaque; si un gobernador imperial decide omitir sus diezmos por un año o ignorar las peticiones de apoyo de tropas de un vecino en guerra o del propio Administratum, una mirada hacia la blindada Fortaleza de Distrito del Adeptus Arbites suele ser más que suficiente para hacer que reconsidere su postura.

Las fortalezas están preparadas para ser autosuficientes y para apoyar a un ejército de Arbitradores completo. Se componen de armerías, mazmorras, cuarteles, campos de tiro, archivos, almacenes, cocinas, gimnasios y garajes.

Estructura y organizaciónEditar

Arbitrador Adeptus Arbites patrullando nave

Arbitrador patrullando en una nave

"Has sido acusado, en nombre del Emperador, del crimen de piratería. Tienes derecho a confesar tus crímenes y buscar la absolución de tus pecados. No se escuchará ninguna petición de clemencia."
Señor Castellano Grigor Cardainn


En el caso de un colapso planetario del gobierno imperial, los Arbites pueden decretar la ley marcial y tomar el control hasta que se establezca un mando estable, normalmente por parte de la Guardia Imperial. En circunstancias no tan extremas, los arbitradores tienen el suficiente poder para detener, interrogar e incluso ejecutar desde gobernadores planetarios, a los del subsector o incluso del sector estelar, y lo mismo con oficiales de la Guardia Imperial o de la Armada Imperial (aunque la costumbre señala que deben pedir permiso al Comisariado, la organización responsable de la ley militar en la Guardia Imperial). Solamente los individuos de más alto rango y las Instituciones Imperiales están por encima de ellos (la Inquisición, el Adeptus Astartes, la Navis Nobilite, etc.), algo que refleja el poderoso terror y admiración que los Arbitradores despiertan en la galaxia.

Liderados por el Gran Preboste Mariscal, miembro de los Altos Señores de Terra, los Arbites mantienen una intransigente actitud ante el crimen e impone severas condenas a los que violan la ley (incluyendo ejecuciones sumarias), lo que ayuda a sus temibles agentes vestidos de negro a infundir miedo con su sola presencia. Por debajo en el escalafón de mando se encuentran los Mariscales de la Corte, los cuales solamente rinden cuentas al Gran Preboste Mariscal y supervisan la actividad de los arbitradores en los Distritos que se encuentren bajo su jurisdicción.

Los Arbitradores están internamente divididos en dos subgrupos, Jueces, que se ocupan de asuntos jurídicos y de la aplicación de la ley y diez mil años de jurisprudencia, de los casos y sus precedentes y por otro lado los Arbitradores, que llevan a cabo los trabajos necesarios para detener y castigar a quienes violan las leyes del Emperador. Los Arbitradores Mayores deben cumplir ambas funciones. 

Al frente del los Arbitradores se encuentran los alguaciles de la corte, encargados de vigilar las calles de las ciudades de los distintos planetas de todo el Imperio. Hay numerosas funciones dentro de cada organización del Adeptus Arbites, como por ejemplo los técnicos Verispex que proporcionan la evidencia forense en la escena del crimen o los Investigadores cuyo trabajo consiste en el interrogatorio de prisioneros.

Toda la estructura del Adeptus Arbites presenta un frente legal unido a través de la galaxia (referido únicamente a los ciudadanos bajo la Ley Imperial) y se mantiene apartada de hacer cumplir las leyes locales (planetarios). Los arbitradores hacen todo lo posible para permanecer distantes y separados de las poblaciones que vigilan y normalmente sólo se les ve cuando patrullan o arrastran a un pobre desafortunado de regreso a sus aterradoras fortalezas recintos.

Relación con la InquisiciónEditar

Godwyn Fischig Sector Helicano Eisenhorn Inquisicion Ordo Xenos Adeptus Astartes Wikihammer

Godwyn Fischig, arbitrador del séquito del Inquisidor Eisenhorn

La relación entre la Inquisición y el Adeptus Arbites suele ser una de la más cordiales dentro del Adeptus Terra. Muy a menudo se puede ver trabajar a Arbitradores junto a Inquisidores como un método para impartir justicia más eficientemente. Sin embargo, estos acuerdos no siempre han funcionado tan bien. Se ha sabido de Jueces que han detenido a los Inquisidores a los que ayudaban al percibir que el Inquisidor había violado las sacrosantas leyes imperiales. Esto significa que los Inquisidores de las facciones más radicales deben tener cuidado al solicitar a miembros del Adeptus Arbites para que se conviertan en sus acólitos y formen parte de sus séquitos.

Los métodos de los Jueces son variados y no muy diferentes de la forma en que los Inquisidores llevan a cabo su trabajo. Los medios utilizados pueden ser diferentes dependiendo de sus mentores en la Schola Progenium, de la persona con la que se interactúa y otros factores similares. Sin embargo, a diferencia de los Inquisidores, que tienen sus propias agendas y objetivos privados, todos los miembros del Adeptus Arbites tienen el mismo objetivo y la responsabilidad de defender la justicia del Emperador.

Algunos Arbitradores investigan de manera abierta y no ocultan cuál es su presa, incluso si ésta es de noble cuna o de alto rango. A menudo esto puede conducir a una hostilidad abierta entre el Juez y su objetivo, aunque no hay duda de que fuera del planeta, las fuerzas del Imperio estarían del lado de la ley si fueran solicitadas para dar apoyo. De ninguna manera es este el único modo de investigación; otros oficiales son bastante metódicos en su enfoque, buscando meticulosamente pruebas e interrogando a contactos y testigos.

Acciones notablesEditar

  • Pavonis (M41) - Durante los motines de trabajadores en Pavonis, todos los miembros del Adeptus Arbites desplazados al palacio de la Gobernadora Planetaria fueron aniquilados (excepto una ejecutora que, bajo las órdenes del Inquisidor Ario Barzano, actuaba como guardia personal de la propia Gobernadora) tras varias horas resistiendo y luchando a través de los túneles secretos del palacio. Antes de caer lograron destruir el mayor depósito de municiones y armamento de Pavonis impidiendo que las traidoras Fuerzas de Defensa Planetaria pudieran utilizarlas.
  • Ichar IV (992.M41) - Durante la aproximación inicial de la Flota Enjambre Kraken, los disturbios empezaron a consumir los planetas del límite sudeste del Imperio. En Ichar IV, un grupo fundamentalista religioso llamado La Hermandad se hizo con el control del planeta tras asesinar al Gobernador Planetario y sitiar a los Arbites en el interior de la Fortaleza de Distrito. Tras una feroz resistencia, la fortaleza fue invadida obligando a la mayoría de arbites a escapar por un túnel secreto que les permitió tomar el control de las cuatro plantas de energía principales de la colmena. Después de seis días de combates fueron derrotados pero antes de caer destruyeron los generadores. Esa falta de energía permitió a la fuerza de Ultramarines (que llegó al planeta 39 días después) retomar el control del planeta. Más tarde se reveló que la Hermandad estaba controlada por Genestealers.

ArmamentoEditar

Los Adeptus Arbites están preparados para luchar en una guerra a menor escala, pero su función principal es mantener el orden. Las Fortalezas de Distrito son el único recinto que funciona como una base para un ejército completo y totalmente equipadas, capaz de alinear vehículos, incluyendo Rhinos, Chimeras, Repressors e incluso tanques Leman Russ. Estos vehículos blindados, en su función de control de multitudes suelen llevar instalados cañones de agua aunque otros llevan incorporados bólter. Los vehículos de los Adeptus Arbites van pintados en color negro. También son utilizados estos vehículos para el transporte de personal, en especial los Rhinos. Estos Rhinos llevaban celdas de detención en su parte trasera.

En combate los árbitros llevan armadura de caparazón, de cuero nego, con guantes y botas para proteger las manos y los pies. La cabeza está encerrada dentro de un casco totalmente equipado con un visor de cristal teñido, que además lleva incorporado un respirador así como micrófonos para poderse comunicar entre ellos.

Utilizan armas personales estándar en el combate, pudiendo ser escopetas, pistolas bólter, lanzagranadas, escudo de supresión y mazas de energía, que cuando no son usadas en combate suelen llevarlas colgadas del cinturón. Existen varios tipos de granadas, tanto mortales como incapacitantes. Las escopetas las suelen llevar en sus fundas de hombro.

En el juegoEditar

El Adeptus Arbites es uno de los componentes originales del universo de Warhammer 40,000 (aunque sin duda está inspirado en el Juez Dredd). En la lista de ejército de la Ordo Malleus/Caballeros Grises del libro Realm of Chaos: Slaves to Darknes se podían usar escuadras de Arbitradores como fuerza auxiliar. En las listas de ejército Codex básicas incluidas con la 2ª Edición, tomándolas como aliadas de la lista de ejército de "Agentes Imperiales", podían ser usadas como parte de ejércitos de Marines Espaciales y la Guardia Imperial. En 3ª Edición el Adeptus Arbites tuvo una lista de ejército oficial, publicada en la Citadel Journal nº 29. En 4ª Edición apareció solo en ejércitos de Cazadores de Brujas, representados con Soldados de Asalto Inquisitoriales que sustituían sus rifles inferno por escopetas. En 5ª Edición la mejor forma de representar esta organización siguió siendo el ejército de los Cazadores de Brujas, hasta que fue reescrito como Codex: Hermanas de Batalla. En el Codex: Caballeros Grises de finales de 5ª Edición, vigente a lo largo de la 6ª, se los podía representar con Acólitos Guerreros. En 7ª, los Inquisidores obtuvieron su propio Codex separado, que sigue siendo la única forma de utilizar al Adeptus Arbites en el juego.

Leer másEditar

Arbitrador.

Juez.

Fortalezas de Distrito.

Galería (Adeptus Arbites).

Miniaturas (Agentes Imperiales).

Frases célebresEditar

  • "Nosotros determinamos el culpable. Nosotros decidimos el castigo" -- Lex Imperialis.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UKLexicanum Inglés.

  • Codex Imperial (2ª Edición).
  • Warhammer 40.000: Rogue Trader (1ª Edición).
  • Imperial Armour I-II.
  • Dark Heresy: Manual del Inquisidor.
  • Black Crusade: Hand of Corruption.
  • Inquisitor: Reglamento.
  • Chaos Child, de Ian Watson.
  • Fanatic Magazine nº 1.
  • Battlefleet Gothic Magazine, nº 10.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.