FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


El planeta Acralem se hizo famoso por ser el lugar donde tuvo lugar una incursión demoníaca liderada por M'kar el Renacido en 799.M41, el cual ambicionaba destruir no solo el planeta Acralem sino el Sector Vidar entero.

Sin embargo, una fuerza de Caballeros Grises de la Tercera Hermandad ayudados por nueve regimientos de la Guardia Imperial y por los Capítulos de los Caballeros Astrales y los Desgarradores de Carne, cayeron sobre el planeta para frenar la sangrienta matanza. Si no fuera por los Caballeros Grises, Acralem habría quedado irremediablemente condenado, ya que el rumbo de la batalla solo cambió cuando los Caballeros Grises asaltaron la fortaleza disforme de M'kar, y un Hermano de Batalla llamado Kaldor Draigo asestó un golpe mortal al propio señor demoníaco, lo que hizo retroceder la invasión de vuelta a la Disformidad.

Sin embargo M'kar lanzó una maldición sobre Draigo mientras su cuerpo era arrancado del plano material:

"La victoria es tuya en este día, mortal, pero has de saber que si vuelves a poner un pie sobre este mundo, tú y todos los que te sigan caminaréis con la condenación durante diez milenios."
M'kar el Renacido al Caballero Gris Draigo


La MaldiciónEditar

Draigo 2 Wikihammer 40K

Draigo enfrentado a M'kar

Los años pasaron y Kaldor Draigo se convirtió en el Supremo Gran Maestre de los Caballeros Grises. Tras doscientos años, se recibió una angustiosa llamada de auxilio desde Acralem informando de ataques de Demonios. Draigo, sabiendo que se trataba de M'kar, viajó solo hasta el planeta donde regresó a los antiguos campos de batalla inundados de sangre una vez más. En el Castillo de Gorseth, Draigo purgó a los Demonios mediante fuego psíquico, y en el Valle de Trebarin mantuvo cerrado el paso del desfiladero frente a la horda de Demonios durante dos días para facilitar la retirada del 912º regimiento de Cadia.

Finalmente sobre la corona del Pico Sombrío, Draigo se enfrentó a M'kar ante la Fisura Disforme que alimentaba sus reservas de poder demoníaco. Mientras las tropas de la Guardia Imperial mantenían a raya a las hordas de Demonios, Draigo luchó contra M'kar, golpe a golpe, la plateada espada Némesis contra el demoníaco acero disforme. Corruptas maldiciones se enfrentaban al justo fuego psíquico, pero ambas fuerzas fracasaban en su intento de herir al enemigo.

Draigo no podía enfrentarse al demonio eternamente y un desafortunado golpe partió su espada por la mitad. M'kar celebró antes de tiempo su golpe victorioso y Draigo, reuniendo sus últimas fuerzas, aprovechó el momento y hundió lo que quedaba de su espada en el negro corazón de M'kar. Al morir su cuerpo material, el Príncipe Demonio fue expulsado de la realidad a través del portal disforme arrastrando con él a los Demonios de su hueste. Sin embargo, M'kar no había dicho su última palabra y al ser succionado por el portal, agarró a Draigo y lo arrastró con él a la Disformidad. Desde entonces el Gran Maestre vaga por el empíreo.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.