FANDOM


Los Acorazados clase Abismo fueron tres naves de inmenso tamaño, construidas en los astilleros de Thule durante los últimos años de la Gran Cruzada, por orden del Primarca Lorgar de los Portadores de la Palabra.

HistoriaEditar

Los Acorazados clase Abismo se construyeron ex profeso para la legión de los Portadores de la Palabra, cada uno diseñado con un fin específico. La primera de estas naves en ser avistada por las fuerzas imperiales fue la nave Abismo Furioso, enviada a Ultramar para intentar destruir el planeta Macragge, aunque fue destruida antes de llegar a su destino.

A pesar que solo una de estas naves planteaba un peligro enorme para el Imperio, durante la Cruzada de la Sombra aparecieron dos de estas naves sobre la órbita del planeta Armatura, la Trisagion y la Dama Bendita, que acompañaron a la flota combinada de Portadores de la Palabra y Devoradores de Mundos durante la Cruzada.

No se conocen avistamientos posteriores de estas naves tras el Asedio de Terra, aunque debido al hecho de que no se conservan registros de que ambas naves hayan sido destruidas, no es arriesgado plantear que ambas naves siguen controladas por los Portadores de la Palabra.

DiseñoEditar

Estos Acorazados eran naves de tamaño gargantuesco, tan grandes que los Acorazados clase Emperador parecían naves de escolta a su lado, e incluso dos Acorazados clase Gloriana como el Conquistador y la Fidelitas Lex empequeñecían a su lado. Solamente la Phalanx de los Puños Imperiales podía igualarse al tamaño de estas ciudades flotantes. La forma de las tres naves era idéntica: tenían forma de tridente, con el diente central más grande y compacto que los laterales, en el que se encontraban el centro de mando y el núcleo de la nave, y que acababa en una proa afilada en forma de bala, en la que se encontraban los motores de la nave. A ambos lados del diente central, los dos menores estaban repletos de baterías láser dobles, así como torretas defensivas y tubos de torpedos, suficientes para igualar en potencia de fuego a una flota completa de naves más pequeñas.

El blindaje de estas naves era, proporcionalmente a su tamaño, más grueso que el de cualquier nave, capaz de resistir el fuego concentrado de una batería de lanzas láser, incluso de una nave del tamaño de un Acorazado, durante más de una hora a corto alcance.

Además de todo esto, las Abismo eran naves diseñadas no solo con la guerra orbital en mente, sino que en su papel de fortalezas espaciales podían albergar a una enorme tripulación, compuesta de guerreros de los Portadores de la Palabra y sus siervos, así como transportar una cantidad ingente de lanzaderas y naves de combate orbital, que eran desplegadas desde los hangares de sus zonas ventrales.

Naves FamosasEditar

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.