FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos Abaddon

La 4ª Cruzada Negra comenzó en el 001.M34. Es conocida por ser el escenario de la invasión de El'Phanor.

Acciones notablesEditar

La muerte del KromarcaEditar

El mundo de El'Phanor era una fortaleza para la Puerta de Cadia y una de las claves de la defensa contra aquellos que intentaran escabullirse del Ojo del Terror hacia el Segmentum Obscurus. Comandada por el Kromarca, había repelido innumerables ataques en los siglos tras la Herejía de Horus. La principal de las defensas de El'Phanor era la Ciudadela del Kromarca, desde la que se observaban las amplias y fértiles marismas de Arabor.

La Legión Negra descendió al planeta como una plaga de oscuridad, con media docena de partidas de guerra de otras Legiones Traidoras sedientas de sangre siguiendo sus pasos. La Guardia Imperial rechazó repetidamente a los atacantes, apoyados por la impresionante artillería de la que disponía la ciudadela, y que permanecía más allá del alcance de los Marines Espaciales del Caos.

Durante esta 4ª Cruzada Negra, Abaddon lideró personalmente la invasión contra las puertas de adamantio de la Ciudadela a través de una lluvia de disparos de bólter y explosiones de artillería. Solo una parte de los Portadores de la Desesperación llegaron a las puertas, a través de la carretera de obsidiana repleta de agonizantes Legionarios. Atrapados ante la entrada, los Traidores cargaron contras las imponentes puertas, mientras los miembros de la Guardia les acribillaban desde arriba.

Levantando a Drach'nyen sobre su cabeza, el Saqueador golpeó la puerta y la Espada Demonio la partió como si de corcho se tratara. Con la entrada libre, Abaddon y sus seguidores entraron en la fortaleza, asesinando y destruyéndolo todo ante ellos. Abaddon en persona arrancó la cabeza del Kromarca, separandola de sus hombros como una ducha de sangre, antes de sostenerla en el aire, como un macabro trofeo.

Invocados por la combinación del asalto a la fortaleza y el sacrificio final, hambrientos Demonios irrumpieron desde la Disformidad y se unieron al desastre. Cuando el último de los soldados imperiales hubo muerto, las fuerzas del Caos se volvieron contra si mismas, perdidos en la lujuria del asesinato. Demonios y traidores se recrearon en la arrasada superficie de El'Phanor hasta que no hubo más que un planeta muerto y desierto, y Cadia acabó con una grieta en su armadura.

FuentesEditar

  • Suplemento: Legión Negra (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.