FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Caos Abaddon el saqueador

Abaddon el Saqueador, Señor de la Guerra y líder de la Legión Negra

La Segunda Cruzada Negra empezó en el 597.M32, y trató de un ataque contra las defensas de la Puerta de Cadia, la principal ruta entre el Imperio y el Ojo del Terror.

Acciones notablesEditar

Maldición de CoronaEditar

Como parte de la Segunda Cruzada Negra, Abaddon tejió un terrible maleficio sobre una serie de planetas cercanos al Ojo del Terror, sembrando la mancha de los Dioses Oscuros. Comandando una pequeña banda de sus guerreros de élite, atacó la base de la Armada Imperial en Belis Corona. Mientras su flota lanzaba un ataque de distracción sobre los astilleros, Abaddon y sus Portadores de la Desesperación aterrizaron en una de las lunas exteriores del Sistema.

Asesinando a la guarnición, el Señor de la Guerra creó un complejo ritual usando los restos mutilados e invocó una maldición que pudiera hundirse hasta el núcleo de la luna. Siglos después, la maldición despertó a instancias del Saqueador y llevó a cabo su propósito, liberando una plaga mutagénica sobre los defensores estacionados allí.

Para cuando la flota se hubo reunido para repeler el ataque en los mundos interiores de Belis Corona, Abaddon ya había partido, con su misión completa. Poco después del asalto a los astilleros, hubo un ataque en las cámaras inquisitoriales de Nemesis Tessera. Escondido bajo una capa de hielo y nieve, la Sagrada Inquisición había construido un puesto de observación desde el que estudiar el Ojo del Terror junto con celdas especializadas para contener prisioneros demoníacos. Aún no se sabe si fue obra de Abaddon, pero en un rápido y brutal asalto, una de las celdas más profundas fue abierta, y su habitante demoníaco liberado. Para cuando las fuerzas inquisitoriales aseguraron la instalación, los asaltantes se habían marchado, dejando solo una senda de cadáveres humeantes y casquillos de Bólter a su paso.

FuentesEditar

  • Suplemento: Legión Negra (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.